Revista y comunidad líder de fertilidad.
Contacto | Equipo | Estadísticas | Publicidad

Criopreservación de óvulos, estudio.

Neus Ferrando Gilabert
Neus Ferrando Gilabert
Especialista en Reproducción Asistida
Actualizado: 17/07/2010

La congelación de óvulos como alternativa al retraso de la maternidad

El objetivo de este estudio es exponer un caso en el que la utilización de ovocitos congelados con anterioridad ha servido para tratar la infertilidad secundaria de una mujer. Antes de descongelar los ovocitos, la paciente había intentado quedarse embarazada de forma natural durante 12 meses. Transcurrido este periodo, acudió al centro de reproducción asistida donde se realizó varios ciclos de inseminación artificial (IA) sin éxito y un ciclo de fecundación in vitro (FIV), en el cual quedó embarazada de gemelos. Este embarazo terminó en aborto debido a una anomalía cromosómica de los embriones.

Aunque la criopreservación de ovocitos es todavía un procedimiento experimental, este caso demuestra que la crioconservación de ovocitos utilizados para la reproducción de forma electiva, posteriormente puede servir en el tratamiento de infertilidad secundaria convirtiéndose la paciente en su propia donante de ovocitos. Este procedimiento se convierte en una alternativa para aquellas mujeres que desean preservar su fertilidad, cuando no tienen una visión de maternidad a corto plazo. De esta forma, pueden tener la opción de tener hijos genéticamente propios sin tener que recurrir a la utilización de ovocitos de donante.

Jaime M. Knopman, Nicole Noyes and James A. Grifo.

New York University Fertility Center, New York University School of Medicine, New York, New York.

Introducción

A pesar de que la preservación de la fertilidad está considerada actualmente como un procedimiento necesario para las mujeres jóvenes que padecen algún tipo de cáncer, la criopreservación de ovocitos sin indicación médica, sigue siendo un tema controvertido. Gran parte del debate en torno a este tema se genera por los resultados obtenidos. Estudios recientes han demostrado que las tasas de embarazo tras la criopreservación de los ovocitos son comparables a las logradas en los ciclos de FIV.

Por otra parte, en una reciente revisión de 936 niños nacidos después de la criopreservación de ovocitos, se observó que no existía un aparente aumento de riesgo de padecer anomalías congénitas. De hecho, se observó una incidencia de 1,2% de las principales anomalías congénitas en estos casos, valor muy inferior a los aproximadamente 3% de incidencia demostrada en la población general. Es por ello que las mejoras en la congelación de ovocitos han dado lugar a mejores tasas de embarazo e implantación.

Se sabe que la reserva ovárica disminuye de forma exponencial con la edad. Como consecuencia, con la edad disminuye la respuesta folicular y la calidad ovocitaria, por lo que las mujeres que han aplazado su maternidad necesitan recurrir a ovocitos donados por una mujer más joven. Sin embargo, la decisión de utilizar óvulos de donante puede ser un reto tanto emocional como psicológico para la mujer o para la pareja. Es por ello que la opción de criopreservar los ovocitos con la intención de preservar la fertilidad es una opción a la que están recurriendo muchas mujeres que saben que van a aplazar su maternidad siendo esta la única forma de poder utilizar sus ovocitos.

En este estudio se describe el caso de una mujer con infertilidad secundaria debido un factor ovárico por retraso de su maternidad. Previamente se sometió a un proceso de FIV en el que criopreservó sus ovocitos, gracias a ello, sirvió como su propia donante de óvulos, logrando un embarazo 3 años más tarde.

Descripción del caso

Mujer de 38 años, soltera, que acude al University Fertility Center de Nueva York interesada en la crioconservación de ovocitos. Ella era consciente de que su capacidad de tener descendencia biológicamente propia estaba a punto de finalizar y por ello estaba interesada en dicha técnica.

La paciente había tenido una interrupción voluntaria del embarazo hacía siete años. Se le realizaron varios exámenes ginecológicos y físicos, así como analíticas hormonales en los que los valores de estradiol y FSH resultaron normales. La paciente fue informada de todo el procedimiento a seguir y del tratamiento que se le iba a realizar, según indica la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva.

La hiperestimulación ovárica se realizó mediante un tratamiento con antagonistas utilizando FSH recombinante suplementado con LH urinaria. La inducción de la ovulación se realizó cuando el tamaño folicular alcanzó los 17 milímetros, suministrando hCG. Aproximadamente a las 34-35 horas post hCG, se realizó la punción folicular en la que se recuperaron 9 ovocitos. Noventa minutos después, estos ovocitos fueron denudados, observándose que los nueve eran metafase II. De estos nueve ovocitos, 4 fueron criopreservados mediante congelación lenta y 5 mediante vitrificación.

Once meses después de realizarse el proceso, la paciente se casó y se quedó embarazada espontáneamente. Tras un parto vaginal sin complicaciones, nació una niña sana. Varios meses después del parto, la paciente y su pareja volvieron a intentar concebir de forma espontánea sin éxito durante aproximadamente 12 meses. Fue en este momento y a causa de esta infertilidad secundaria, cuando la paciente regresó al centro de reproducción.

Ahora la paciente tenía 41 años. Las analíticas realizadas en este momento mostraron unos niveles hormonales que indicaban una reserva ovárica normal. Tras realizar una histerosalpingografía y una analítica del semen, se optó por empezar con inseminaciones. Tras dos intentos de inseminación fallidos, se realizó un ciclo de fecundación in vitro. La estimulación ovárica se llevó a acabo mediante un protocolo con antagonistas, administrando FSH recombinante y suplementando el ciclo con LH. La inducción de la ovulación se realizó cuando el diámetro folicular alcanzó los 17 mm. A las 34-35 horas post-hCG, se realizó la punción folicular; se recuperaron 6 ovocitos maduros y tras FIV fertilizaron todos. La transferencia embrionaria se realizó en día 5 de cultivo embrionario quedando la paciente gestante de gemelos. El embarazo acabó en aborto a las pocas semanas de gestación; al analizar los restos abortivos, estos pusieron en manifiesto una monosomía del cromosoma 21 y una trisomía del cromosoma 8.

Tras un consejo genético y ginecológico, la paciente optó por realizarse otro ciclo utilizando los ovocitos que había congelado con anterioridad, antes de empezar a plantearse la opción de la ovodonación. Se descongelaron los nueve ovocitos congelados, de los cuales, sobrevivieron cinco. Estos fueron microinyectados con el semen del marido tras 16 horas post-ICSI, se observó que los cinco estaban fertilizados. Los embriones obtenidos se llevaron a día cinco de cultivo transfiriendo tres blastocistos a la paciente, a la que se le había realizado una preparación endometrial previa. A los 16 días tras la transferencia, los niveles de hCG revelaron un positivo de embarazo. Tras realizarse una ecografía vaginal, se observó la presencia de un saco embrionario. El embarazo de la paciente fue sin complicaciones, dando a luz a una niña sana.

Discusión

Se sabe que las mujeres generalmente empiezan a ver disminuida su fertilidad después de los 35 años de edad con una progresión rápida después de los 40 años. La disminución de la cantidad y calidad de ovocitos en las mujeres de edad avanzada se traduce en un aumento en la incidencia de la infertilidad, aborto involuntario espontáneo y presencia de aneuploidías.

Muchas veces sólo queda la posibilidad de recurrir a la donación de óvulos de una donante. Aunque la donación de ovocitos es una alternativa viable, exitosa y muy utilizada, muchas pacientes tienen un fuerte deseo de tener un hijo genéticamente propio. Es por ello, por lo que aquellas mujeres que tienen la necesidad de aplazar la maternidad pueden optar por someterse a la criopreservación de ovocitos como método de preservación de su fertilidad.

Los avances en la medicina oncológica junto al desarrollo de las técnicas de reproducción asistida han hecho posible que las pacientes que sufren algún tipo de cáncer en edades tempranas, logren aumentar su supervivencia y además puedan preservar su fertilidad, a pesar de que tras el tratamiento oncológico queden estériles.

Este hecho ha provocado una serie de conflictos éticos, ya que al igual que las pacientes oncológicas, muchas mujeres jóvenes, sin expectativas inmediatas de tener descendencia, desean congelar sus ovocitos con el fin de preservar su fertilidad. Es por ello, que se ha de tener en cuenta que al igual que se ofrece esta técnica a las pacientes jóvenes con algún tipo de cáncer, se ha de ofrecer a las mujeres que desean o necesitan retrasar su maternidad, siendo esta su única opción para no tener que recurrir a gametos de donante.

Fuente: Fertility and Sterility, vol. 93, nº 7, pp. 2413.e7-2413.e9, 2010.

PUBLICIDAD

Deja un comentario

Índice

Síguenos

Descuentos

12% ahorro
24% ahorro

Artículos

Cupones descuento

Llama gratis 900 101 643
Ver más descuentos

Encuestas

¿Aceptarías una inseminación artificial con semen de donante?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...
Descuentos pulsa para desplegar
¿Te ayudamos?
Beneficiate de los descuentos en el
900 101 643 o rellena el forumario