Control médico durante el embarazo

Desde que se ha generalizado el seguimiento médico durante el embarazo y se ha instaurado el parto hospitalario, la mortalidad perinatal ha descendido notablemente en las sociedades industrializadas, siendo muy inferior a la mortalidad materno-fetal de los países subdesarrollados o en vías de desarrollo.

Es por ello por lo que un buen control médico durante toda la gestación y el desarrollo del parto en un hospital son dos factores importantes para evitar los problemas fetales y perinatales.

De hecho, todos los expertos opinan que el parto que tiene lugar en casa y que es apoyado por algunos colectivos ha de evitarse. No se trata de medicalizar el traer niños al mundo, sino de prevenir muchos de los problemas que puede sufrir el feto y que aparecen o se detectan antes, durante y después del parto.

El parto hospitalario y seguimiento médico del mismo ha hecho que la tasa de retraso mental perinatal se haya reducido considerablemente. Esto ha sido posible gracias a la introducción de una serie de pruebas bioquímicas y genéticas que se realizan a la madre para evitar riesgos en el feto como son el triple screening o cribado y el estudio citogenético mediante amniocentesis, análisis de las vellosidades coriales o la funiculocentesis.

Triple screening

Las pruebas bioquímicas conocidas como triple screening o cribado estudian tres aspectos principales de la mujer:

  • Datos personales como la edad de la madre, el peso, número de fetos, etc.
  • Medición ecográfico: se mide el pliegue nucal (translucencia nucal) y la cantidad de líquido en esta zona del cuello del bebé, así como la edad gestacional.
  • Análisis de tres marcadores bioquímicos a partir de una muestra de sangre de la madre: Alfa fetoproteína (AFP), beta-hCG libre y estriol.

Se suele realizar entre la semana 10 y la 13 y los valores obtenidos se comparan con unas tablas realizadas de acuerdo a un patrón de normalidad en relación con la semana de embarazo.

En función del resultado de esta prueba podemos intuir o sospechar la presencia de determinadas alteraciones o anomalías en el feto.

  • Valores elevados de alfafetoproteína pueden indicar un embarazo múltiple o la presencia en el feto de espina bífida o anencefalia mientras que valores bajos de esta proteína son indicativos de trisomías en los cromosomas 21 o 18.
  • Valores bajos de estriol libre o no conjugado hacen sospechar alteraciones en los cromosomas 13, 18 o 21.
  • Alteraciones en la proteína beta-hCG pueden indicar la presencia de alteraciones cromosómicas. Los valores elevados de esta proteína se asocian con la presencia de síndrome de Down en el feto.

Para generalizar las unidades de estas medidas y evitar las variaciones en función de la edad gestacional, se mida en MoM (múltiplos de la mediana). Se considera un resultado normal cuando los valores están entre 0.5 y 2.5 MoM. El valor normal es de 1 MoM por lo que a mayor distancia de este valor, peor resultado.

Así, se sospechan problemas en el desarrollo fetal cuando el valor de la translucencia nucal es mayor de 1´8, el de AFP y el de beta-hCG es menor a 0´4 o mayor a 2´5 y el valor de estriol es menor a 0´5.

Estudio citogenético

El estudio citogenético del cariotipo tiene unas indicaciones precisas:

  • Edad materna avanzada (más de 35 años)
  • Valores anormales en el triple screening.
  • Existencia de abortos de repetición
  • Hijos anteriores con cromosomopatías
  • Antecedentes familiares de enfermedades genéticas

Para realizar el cariotipo de las células fetales es necesario llevar a cabo una de estas tres técnicas invasivas: ammiocentesis, biopsia de corion o funiculocentesis. La elección de una u otra técnica dependerá de las características de cada caso.

  • Amniocentesis: consiste en la extracción por la pared abdominal de la madre de una muestra de líquido amniótico mediante una fina aguja y control ecográfico. Se realiza generalmente a partir de la semana 15 de gestación. Es una técnica invasiva por lo que presenta riesgos de daño fetal y/o aborto.
  • Análisis de las vellosidades coriales: también conocido como biopsia de corion se basa en la obtención de vellosidades coriónicas de la placenta por vía vaginal o transabdominal mediante control ecográfico. Esta prueba se puede realizar antes que la amniocentesis, sobre la semana 11 o 12 de gestación, pero es más dificultoso y comporta más riesgos que la primera.
  • Foniculocentesis: técnica mediante la cual se obtiene sangre fetal puncionando los vasos del cordón umbilical mediante una aguja guiada por ecografía.

En los tres casos se identifican, mediante fluorescencia, las regiones cromosómicas observando si éstas están o no correctas.

Con estos estudios y con el seguimiento y asesoramiento médico durante el embarazo se ha reducido el riesgo de retraso mental perinatal de un 25 a un 5% en los últimos años.

Test en sangre materna

Se trata de una prueba no invasiva que reduce los riesgos de otras pruebas como la amniocentesis, ya que analiza el ADN del feto a partir de una simple muestra de sangre de la madre y determinar si existen anomalías genéticas.

Se ha comprobado que en el torrente sanguíneo de la madre podemos encontramos células del feto, por lo que es posible analizar la información genética del feto. No obstante, las células fetales se encuentran en bajo número en la sangre materna por lo que la dificultad de la técnica se basa principalmente en la separación de las células del fetales de las maternas.

Este novedoso test empieza a usarse en la actualidad y cada día es solicitado por más pacientes por su comodidad y ausencia de riesgos para el feto y para la madre.

2 comentarios

  1. Entonces, tu recomendaríais la amniocentesis Neus? Estoy embarazada de 15 semanas y en el triple screening ha salido todo bien pero en la familia de mi marido hubo un caso lejado de síndrome de down y me asusta un poco.

    • Andrea Rodrigo
      Especialista en Reproducción Humana Asistida Andrea Rodrigo LLobell

      Hola Estelaesma,
      Si el triple screening ha salido correcto y no hace sospechar ninguna duda sobre la presencia de anomalías cromosómicas en el feto, la amniocentesis no es recomendada puesto que el riesgo de aborto o daño fetal es bastante elevado, aunque no exagerado.
      Por esa razón, en tu caso no es algo recomendable aunque debes solicitar consejo a tu médico que es quien ha realizado las pruebas del triple screening y puede considerar la necesidad o no de la amniocentesis.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


la revista lider en reproducción asistida
Descuentos en clínicas para nuestros lectores ver más