Costra láctea

Neus Ferrando Gilabert
Neus Ferrando Gilabert
Especialista en Reproducción Asistida
Actualizado: 9/12/2010

DEFINICIÓN, SÍNTOMAS Y SOLUCIONES

La costra láctea son pequeñas escamas amarillentas que aparecen en el cuero cabelludo del bebé, normalmente en los primeros meses de vida, y se debe a la sobreproducción de grasa en la piel. Estas escamas pueden variar su color de blanco a amarillento.

La aparición de costra láctea es bastante habitual ya que, según las estadísticas, se da entre el 50 y 60% de los bebés.

No es contagiosa, no es una alergia y sobre todo, el bebé no siente ningún dolor a menos que tenga una cantidad considerable, en ese caso podrá sentir un ligero picazón.

La costra puede aparecer, además de en el cuero cabelludo, en otras partes del cuerpo del bebé como los párpados, los oídos, la nariz o las ingles y pasa a denominarse dermatitis seborreica. En la cara suele presentar un tono un poco más rojizo.

La costra láctea se puede dar hasta los tres años de vida del bebé pero no es lo habitual. Suele desaparecer por sí sola en el transcurso del primer año de vida.

La causa de la aparición de dicha costra no se conoce con seguridad. Algunos autores apuntan a que podría ser hereditaria, otros hablan del cambio en la alimentación del bebé al nacer. No obstante, no se ha determinado su origen de manera concreta pero, en lo que sí coinciden muchos especialistas, es que no tiene que ver con la leche materna ni la artificial.

Algunos de los síntomas que puede experimentar el bebé son enrojecimiento moderado, picazón o la caída del cabello.

El tratamiento para eliminarla es bastante sencillo y se basa en lavar la cabeza del bebé con suavidad mediante un masaje y con algo más de frecuencia que lo habitual. Después de cada lavado se debe cepillar el cabello del pequeño con un cepillo suave y limpio.

Si la costra tiene bastante intensidad se puede aplicar antes de cada lavado un aceite (de almendras, de oliva o de aguacate por ejemplo) o algún tipo de vaselina con el objetivo de reblandecerla. No obstante, es importante que cualquier producto que se aplique se haga bajo prescripción médica. En casos rebeldes, el doctor podría aplicar un tratamiento a base de corticoides; sin embargo, es algo que debe determinar él.

Tras el tratamiento, se observará que poco a poco irá desapareciendo y podrá volver a la normalidad.

Algunos consejos que se pueden tener en cuenta en referencia a este tema son:

- Evitar el estrés.

- Evitar los climas extremos.

- No usar champús agresivos en el bebé.

- Evitar en la medida de lo posible el uso de lociones con mucho alcohol.

- Evitar la falta de sueño o de higiene.

Esta dolencia carece de gravedad y se suele relacionar con la dermatitis atópica aunque no son lo mismo ya que, en la dermatitis atópica las escamas suelen ser más finas y más secas.

La aparición de la costra láctea en el bebé no es un tema preocupante, ni reviste ningún tipo de gravedad para el niño. De todas formas, es aconsejable que ante su aparición se consulte con el especialista.

Deja un comentario

Compártelo

Encuesta

¿Aceptarías una inseminación artificial con semen de donante?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...

Temas relacionados en el foro

Ver foro