Desprendimiento de placenta

La placenta es un órgano fundamental en el embarazo ya que constituye la conexión vital del bebé con la madre. Ésta se empieza a formar en el mismo momento en el que se produce la implantación del embrión en la pared uterina y se desarrolla de las mismas células provenientes del espermatozoide y el óvulo que dieron desarrollo al feto.

Puesto que la placenta es la responsable de conducir al feto el alimento que le proporciona la madre, si ésta empieza a desprenderse puede suponer un cuadro grave tanto para la vida de la madre como la del feto, ya que el bebé puede dejar de recibir el oxígeno y los nutrientes necesarios y la madre puede sufrir una hemorragia que puede poner en peligro su vida.

El desprendimiento de placenta consiste en un despegamiento de esta estructura de su lugar normal de implantación en la pared uterina antes de que se haya producido el parto, pues lo normal es que la placenta se expulse después de que lo haya hecho el feto durante el alumbramiento. Esto se produce aproximadamente en 1 de cada 100 embarazos y suele ocurrir con más frecuencia en el tercer trimestre, aunque puede darse en cualquier momento después de la semana número 20 de gestación aproximadamente.

El desprendimiento de la placenta puede ser total o parcial, en función de que ésta se separe de la pared uterina en toda su base de implantación o sólo por una parte. Ante este hecho, el espacio que queda hueco es ocupado por un hematoma o acumulo de sangre que puede quedar retenido sin generar hemorragia o salir a través del cuello uterino y dar lugar a un sangrado vaginal, generalmente de color muy oscuro.

Con todo ello, es obvio que el mayor riesgo para el feto que comporta este incidente es que con el desprendimiento se interrumpa el intercambio sanguíneo con la madre, mediante el cual le llegan los nutrientes al pequeño. Por tanto, cuando el desprendimiento es total se produce inevitablemente la muerte del feto.

Por el contrario, el mayor riesgo para la madre es que se produzca una gran hemorragia intrauterina que tarde en ser diagnosticada y tratada y si, además, se alteran los mecanismos de coagulación sanguínea el riego es grave.

Las causas por las que se puede producir esta situación no son bien conocidas pero se suele asociar a varios factores tales como: la hipertensión materna gravídica o previa al embarazo, rotura prematura de ciertas membranas de sujeción, traumatismos externos, consumo de cocaína, presencia de miomas uterinos y antecedentes de haber sufrido este episodio.

DIÁGNÓSTICO

El diagnóstico se determina con varias pruebas de imagen y análisis de sangre aunque el principal signo de esta condición es sufrir una hemorragia.

TRATAMIENTO

Aunque el tratamiento está delimitado por las características más o menos graves del cuadro, se trata siempre de un problema grave que obliga a la interrupción del embarazo y a tratar a la madre de la anemia que puede sufrir y de otras complicaciones.

Un comentario

  1. Yo acavo de sufrir el dolo mas grande de aver perdido a mi bebe en exactamente amis 40 semanas un dia. Espere a mi bebe por casi 4 anos y milagrosamente logre ser bendecida con el regalo de saver que finakmente seria mama. Tuve un embarazo perfecto sin complicaciones asta dos dias antes que perdiara al amor de mi vida mi nino hermoso. Los dr tenian la fecha una semana adelantada porque yo les avia dado. La fecha de mi mestruacion una semana antes asi que para ellos yo tenia 41semana y un dia y me mandaron a monitoriar mi bebe. Esto fue un Lunes el martes tuve la sita y la enfermera me dijo que el bebe no se movia pero se es cuchava su corazon pero ella desia que nesesitava ver mas movimiento y me observaria por mas de iuna hora y que talves tendria que ser indusida. Me asuste mucho y cuando termino fue ensenar los resultados a una dr y ella digo que estava bien y podria ir a casa. Para el jueves alas 1am pense que ya me empesavan los dolores de las contracciones muy ligeros pero alas 3cuando bomite me desidi ir al hospital y es cuando con el dolor mas feo y desgarrador me dijieron que mi placenta se abia desprendido y mi bebe se me avia ido con dios y que tenian que operarme porque estava en peligro mi vida por la emorrajia. Aunque trato de darme consuelo que esta con dios. Y mi abuela que partio en el mismo dia ase dos anos, me sigo preguntando porque porque la dr me dejo ir solo fue undia despues cundo mi bebe se me fue porque porque que fue lo que paso si mi bebe siempre se le escuchava su corazon. Que dificil es enterrar a mi nino que tanto le pedi a dios que me bendiciera y tener todo en casa para su gran recivimiento. Hera tanta jente que lo espera con tantas ancias y carino que no logro entender que un dia despues de averlo escuchado por el examen monitorial lo aiga perdido. Jamas lo entendere.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

RA
la revista lider en reproducción asistida
Descuentos en clínicas para nuestros lectores ver más