DGP a partir de los 40

La utilización de técnicas como el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) en mujeres a partir de los 40 años duplica la efectividad de los tratamientos de reproducción asistida.

Una de las consecuencias principales del retraso en la edad de maternidad es que ha aumentado en los últimos años el número de mujeres que requieren de la medicina reproductiva.

Edad materna avanzada

Una mujer a partir de los 40 años de edad que decide ser madre puede encontrarse con toda una serie de limitaciones que hacen que los especialistas en medicina reproductiva centren su trabajo en la mejora de los distintos tratamientos con el fin de que este grupo de pacientes logre el embarazo.

Además de lograr el embarazo, en este grupo de edad existe una mayor tasa de aborto, por lo que los especialistas deben enfrentarse a este problema añadido. En los tratamientos deben asegurarse que los embriones que se transfieran sean de buena calidad, capaces de dar lugar a un embarazo evolutivo y que nazca un niño sano.

Beneficios al emplear el DGP

En estos casos, una de las mejoras en las técnicas de reproducción asistida es la utilización de métodos como el Diagnóstico Genético Preimplantacional que, aplicado a estas pacientes cuando tienen un mínimo de 6 ovocitos de buena calidad, permite duplicar la probabilidad de éxito en el tratamiento.

Tener un hijo con más de 40

En diversas investigaciones llevadas a cabo en lo que respecta a esta edad materna avanzada se ha observado que técnicas como la fecundación in vitro son más efectivas que otras como la Inseminación Intrauterina (IIU) aumentando, así, la tasa de nacimientos vivos. Cabe resaltar también, por otra parte, la importancia de una correcta estimulación ovárica con el fin de normalizar los valores hormonales que, normalmente, se ven alterados con el paso de los años para mejorar dichos resultados. Otras técnicas como la vitrificación de ovocitos o embriones ayudan a aumentar las probabilidades de conseguir la transferencia embrionaria.

El DGP no ha estado exento de discusiones sobre sus resultados. Sin embargo, gracias a la combinación de una adecuada selección de pacientes, unos laboratorios avanzados y experimentados embriólogos es posible duplicar los buenos resultados en la reproducción.

En ocasiones, la edad materna avanzada viene asociada a otros posibles problemas de salud que pueden afectar a todo este proceso de fecundación in vitro. Los especialistas pueden enfrentarse a nuevos retos en torno a este grupo de mujeres como pueden ser la obesidad, el tabaquismo y el estilo de vida que pueden alterar los resultados de estos tratamientos de fertilidad.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


la revista lider en reproducción asistida
Descuentos en clínicas para nuestros lectores ver más