Revista y comunidad líder de fertilidad.
Contacto | Equipo | Estadísticas | Publicidad

Diagnóstico Genético Preimplantacional y translocación

Neus Ferrando Gilabert
Neus Ferrando Gilabert
Especialista en Reproducción Asistida
Actualizado: 19/09/2010

Diagnóstico genético preimplantacional en una pareja con una translocación recíproca equilibrada idéntica.

En este estudio se presenta un caso de una pareja portadores de la misma translocación recíproca equilibrada que acuden a una clínica de reproducción por una esterilidad secundaria con repetidos abortos.

Tras el estudio de los cariotipos de ambos se aconseja realizar un ciclo de fecundación in vitro con Diagnóstico Genético Preimpantacional (DGP) con el fin de encontrar un embrión sano o equilibrado genéticamente. Tras la estimulación ovárica de la mujer, se obtienen 25 ovocitos. A 15 de ellos se les realizó biopsia embrionaria en día 3 de cultivo embrionario, para desarrollar el DGP. De todos estos, sólo uno de ellos resultó normal, mientras que el resto presentaban algún desequilibrio genético.

La transferencia de dicho embrión se realizó en estadio de blastocisto temprano, terminando en embarazo y parto de gemelos monocigóticos sanos que nacieron en la semana 36 de gestación. El cariotipo de estos bebés presentaba una doble translocación recíproca equilibrada procedentes de ambos progenitores. Los gemelos están sanos y no manifiestan ningún tipo de enfermedad a los 4 años de edad.

Cagri Beyazyurek, M.S. 1, Cumhur Gokhan Ekmekci, M.D., Ph.D. 1, Yaman Saglam, M.D., Ph.D. 1, 3, Cigdem Cinar, M.S. 1 and Semra Kahraman, M.D., Ph.D. 2

1 Reproductive Genetics Laboratory, Istanbul Memorial Hospital, Sisli, Istanbul.
2 In Vitro Fertilisation Unit, Istanbul Memorial Hospital, Sisli, Istanbul.
3 Genetic Diagnosis Center, Goztepe Medical Park Hospital, Goztepe, Istanbul, Turkey.

 

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVO
Los reordenamientos cromosómicos suelen ocurrir en el 0,2% de la población de recién nacidos, siendo mucho más frecuentes entre los hombres infértiles y las parejas que experimentan repetidos fallos de implantación (2,5%) y abortos recurrentes (9,2%).

Las translocaciones recíprocas se producen por el intercambio de dos segmentos terminales entre cromosomas no homólogos. Los portadores de estas translocaciones tienen pocas probabilidades de producir gametos normales o equilibrados y la proporción de formas desequilibradas pueden variar de un 23% a un 81%. Es por ello, que mediante DGP se pueden seleccionar los embriones cromosómicamente normales o equilibrados que han sido fecundados mediante FIV o ICSI. Con la ayuda de hibridación in situ fluorescente (FISH) se pueden analizar los cromosomas o parte de estos, de las blastómeras biopsiadas de los embriones.

En este estudio se describe el caso de un parto conseguido tras un estudio de diagnóstico genético preimplantatorio realizado debido a que ambos progenitores son portadores de una translocación recíproca familiar idéntica.

DESCRIPCIÓN DEL CASO

Pareja de 26 años de edad la mujer y 35 años el hombre que acuden al Hospital Memorial de Estambul FIV y Centro de Genética Reproductiva. La pareja eran primos hermanos y presentaban una esterilidad secundaria de 8 años de evolución. Durante este tiempo, la pareja había sufrido tres abortos espontáneos a las 4, 8 y 20 semanas de gestación.

Los cariotipos de ambos presentaban un desplazamiento entre los cromosomas 1 y 16, sin embargo, los puntos de interrupción de las translocaciones que eran diferentes: 46 XX, t (1;16) (q24; q24) y 46 XY, t (1;16) (p22; p13). De los tres abortos, sólo al último feto se le había realizado un estudio citogenético, mostrando anencefalia, espina bífida, y deformidades en las manos y los pies. La citogenética resultado de este feto era aún más confusa: 46 XY, t (1; 16) (p22; p13).

Tras realizar una historia familiar y genealogía, se proporcionó un consejo genético a la pareja indicando la necesidad de realizar un nuevo cariotipo para comenzar un ciclo de fecundación in vitro. En este estudio genético se observó que cada miembro de la pareja podría producir 14 tipos diferentes de gametos dotados con información genética diferente. De estos 14, sólo dos podrían considerarse normales o balanceados, siendo el resto anómalos. Puesto que ambos miembros de la pareja eran portadores de la misma translocación la combinación de estos gametos complicaba aún mas la situación, de forma que de las 196 (14×14) combinaciones posibles, sólo 15 resultarían equilibradas genéticamente. De estas quince, 12 presentarían una disomía uniparental, los 3 restantes serían bien equilibrados (dos) o presentarían una translocación equilibrada homocigotica doble (uno). Por todo ello, el diagnóstico genético preimplantacional era mucho mas complicado de realizar.

El examen ginecológico mostró que la mujer era normal y el varón presentaba una astenoteratozoospermia. La pareja se sometió a un tratamiento de FIV. La estimulación ovárica controlada se realizó utilizando un protocolo largo, con agonistas de la GnRH y FSH recombinante. La punción folicular se realizó a las 36 horas tras la administración de la HCG, mediante ecografía transvaginal. Fueron recuperados 25 ovocitos, de los cuales los metafase 2 (MII) fueron fertilizados mediante ICSI.

La biopsia se practicó en aquellos embriones que tenían al menos seis blastómeras el día 3 de cultivo. La ruptura de la zona pelúcida se realizó mediante láser utilizando para la biopsia embrionaria un medio libre de calcio y de magnésio; las blastómeras se fijaron con un fijador de Carnoy. En la primera ronda de hibridación, cada núcleo individual se hibridó con las sondas Tel 16p y Tel 16q. En la segunda ronda, aquellas blastómeras que habían dado una señal normal o equilibrada en la primera ronda, se hibridaron con las sondas Tel 1p y Tel 1q. Por último, para la tercera ronda de hibridación, se utilizaron las sondas centroméricas para los cromosomas 1 y 16 en los blastómeros que habían dado un patrón de señal equilibrada después de la primera y segunda ronda de hibridaciones.

RESULTADOS

De los 25 ovocitos recuperados en la punción, se realizó biopsia embrionaria a 15 en día 3 de cultivo. Tras pasar la primera y segunda ronda de hibridación, sólo un embrión presentaba señales equilibradas. Tras la tercera ronda de hibridación, las sondas centroméricas mostraron resultados no concluyentes y dificultosos de interpretar.

El embrión se transfirió a las 100 horas tras la fertilización en estadio de blastocisto temprano. Tras realizarse un análisis de sangre, la gonadotropina coriónica humana (nivel de beta-hCG) fue positiva. Este análisis se confirmó mediante una ecografía en la que se observó la presencia de gemelos monozigóticos. A pesar de ser muy recomendable, la pareja se negó a realizarse amniocentesis. A las 36 semanas de gestación, nacieron dos varones gemelos sanos.

Cuando estos tenían 2 años y medio de edad, se les realizó un estudio citogenética, observando en ambos la doble translocación, 46 XY, t (1; 16) (q12; q11.2) materna, t (1; 16) (q12; q11.2) paterna. A pesar de ello, los niños estaban sanos y no presentaban ningún tipo de malformación ni patología.

DISCUSIÓN

El Diagnóstico Genético Preimplantacional es una herramienta muy útil para aquellas parejas portadoras de una translocación, de forma que mediante esta técnica se pueden disminuir los abortos recurrentes más probables en estas parejas.

En este caso, ya que ambos miembros de la pareja presentan la misma translocación recíproca, la dificultad del estudio se duplicó, siendo menos probable encontrar un embrión sano para la transferencia. A pesar de las dificultades, se encontraron varios parámetros que aumentaron las posibilidades de encontrar un embrión sano: la naturaleza familiar de la translocación, la calidad del esperma, la edad de la mujer, la buena reserva ovárica y las posiciones de punto de interrupción que estaban muy cerca de los centrómeros, fenómeno que aumentaba la proporción de gametos normales o equilibrados posibles.

Los gemelos nacidos tras el DGP fueron sanos a pesar de tener ambos una translocación balanceada doble, situación muy extraña y poco frecuente en la literatura. Sólo se han descrito varios casos, uno en el que un feto presentaba dos translocaciones recíprocas de origen biparental idénticas: 46 XX, t (17; 20) (q21.1; p11.21) materna, t (17; 20) (q21.1; p11.21) paterna. A pesar de que el feto tenía un cariotipo equilibrado, este acabó en aborto debido a múltiples anomalías en sus órganos. En otros estudios se ha observado que la presencia de translocacines similares puede provocar convulsiones infantiles e incluso pérdida de audición. Esto puede ser debido a que algún gen haya podido ser interrumpido por la translocación, por lo que en los hijos de padres portadores, al ser homocigotos para la mutación esta se manifiesta, cosa que no pasa en los padres puesto que son heterocigotos.

Por ello, se considera importante realizar un estudio que confirme el punto de interrupción específico donde se produce la translocación mediante FISH, antes de realizar el DGP. Además, para confirmar el carácter familiar de esta translocación, es necesario el análisis citogenético del los hermanos de la madre y del padre.

Fuente: Fertility and Sterility, vol. 93, nº 7, pp. 2413. e1–e5, 2010.

PUBLICIDAD

3 Comentarios

  1. nikita dice:

    que enfermedades estan asociadas a la translocacione 1,16

  2. Juan dice:

    Hola.
    Qué consecuéncias tiene la fórmula cromosòmica
    46, XY, t(12;16) (q12;q24) ?
    Gracias.

Deja un comentario

Índice

Síguenos

Descuentos

12% ahorro
24% ahorro

Artículos

Cupones descuento

Hemos recopilado para ti los mejores descuentos en diferentes clínicas. Llama ahora gratis y te informamos 900 101 643. (L a V, de 8:30 a 18:00)
Ver más descuentos

Encuestas

¿A quién preguntas tus dudas sobre reproducción asistida?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...
Descuentos pulsa para desplegar
¿Te ayudamos?
Descuentos en tratamientos.
Resolvemos tus dudas.