Embryoscope

El Embryoscope es un incubador de última generación que permite visualizar el desarrollo embrionario completo, de forma ininterrumpida y en tiempo real.

Esto supone una gran ventaja, puesto que se puede determinar cuáles son los embriones con mayor potencial de implantación con una seguridad mucho mayor, ya que se puede ver todo su proceso de desarrollo en el laboratorio.

En los tratamiento de reproducción asistida de fecundación in vitro (FIV) o ICSI, la fecundación del óvulo por parte del espermatozoide se realiza en el laboratorio, y por lo tanto es necesario el cultivo de los embriones. Para ello, se tienen que colocar en una placa con medio adecuado en el interior de un incubador.

Los incubadores se encargan de imitar las condiciones internas del útero. En ellos están controlados parámetros como la presión de oxígeno, de dióxido de carbono y la temperatura, hasta que se produzca la transferencia de los embriones.

Ventajas

Lo que realmente hace que el Embryoscope sea revolucionario dentro de la reproducción asistida es la incorporación de una cámara que toma imágenes automáticamente cada 15 minutos, lo cual proporciona a este incubador las siguientes ventajas:

  • No hay que sacar los embriones para ver su evolución, así que se evita el cambio de temperatura, luz, ph… que puede provocar estrés embrionario y afectar a la calidad de éstos.
  • Permite ver en tiempo real lo que está ocurriendo en cada momento, lo cual permite poder elegir los embriones que tengan de mayor potencial de implantación para la transferencia al útero materno.

Con los incubadores convencionales los embriones se sacan una vez al día para hacer una valoración morfológica y para ver si se encuentran en el estadio de división adecuado. Esto supone que se obtiene mucha menos información, y se puede determinar que un embrión es adecuado para transferir cuando en realidad no lo es.

Gracias al Embryoscope se pueden aumentar entre un 10 y un 20% las tasas de implantación.

Selección embrionaria

La selección de los embriones se realiza en base a unos parámetros establecidos que se consideran óptimos y por tanto los embriones que los cumplan tendrán un mayor potencial de implantación:

  • Los embriones deben desarrollarse a una velocidad adecuada
  • Deben producirse los cambios morfológicos embrionarios adecuados

Así, para que un embrión sea buen candidato para la transferencia debe desarrollarse de forma adecuada dentro de unos rangos de tiempo establecidos.

Existen una serie de momentos del desarrollo en los que el cumplimiento de estas condiciones es de mayor relevancia. Entre ellos se encuentra el tiempo transcurrido entre la fecundación y la primera división.

Para quién está indicado

El uso de esta tecnología está indicado para todo tipo de pacientes que reciban un tratamiento de reproducción asistida en el que se requiera el cultivo de los embriones en el laboratorio.

Sin embargo, los pacientes que más pueden beneficiarse son aquellos que tengan un gran número de embriones, puesto que puede ser más complicado determinar entre todos ellos cuáles son los óptimos para transferir.

También es aconsejable su uso en parejas que han tenido varios ciclos de fecundación in vitro fallidos.

2 comentarios

  1. Como todo en reproducción asistida imagino que cultivar los embriones aquí tendrá un coste adicional, no? Que caro es todo en este mundo…

  2. Que imágenes!!! eso son futuras personitas, que bueno 😉

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

RA
la revista lider en reproducción asistida
Descuentos en clínicas para nuestros lectores ver más