Revista y comunidad líder de fertilidad.

Estudio sobre el ADN del semen

Neus Ferrando Gilabert
Neus Ferrando Gilabert
Especialista en Reproducción Asistida
Actualizado: 14/03/2011

Nuevo estudio sobre la relación de la fragmentación del ADN del semen y la calidad ovocitaria.

La fragmentación del ADN del semen es una especie de indicador de la calidad del mismo y su importancia reside en que el daño a este ADN espermático puede afectar a la fertilidad. Se ha observado, además, que cuando la tasa de espermatozoides no supera el 30% la tasa de embarazo es menor. El estudio muestra que es de suma importancia tener en cuenta la calidad ovocitaria, ya que como no se ha encontrado relación entre los niveles de fragmentación del ADN espermático y la tasa de embarazo, se determina que se debe a la capacidad reparadora de los ovocitos.

En esta investigación se analizaron 210 sémenes de parejas sometidas tanto a fecundación in vitro como a ICSI, de semen fresco o congelado y ovocitos tanto propios de la paciente como de donante.

Los requisitos de las parejas del estudio fueron que la mujer tuviera entre 30 y 45 años con un primer ciclo FIV y con un IMC inferior a 30. Se excluyó del estudio a todas aquellas mujeres que padecieran algún tipo de patología, abortos y oligospermia severa.

Se midió el nivel de fragmentación del ADN espermático utilizando el Kit comercial Halosperm. Las muestras fueron capacitadas mediante swim-up. Se analizaron, por tanto, 182 ciclos ICSI y 28 FIV, de los cuales 112 se realizaron con ovocitos de donante y 98 con ovocitos de propios de la paciente.

Respecto a los resultados, los factores de infertilidad más frecuentes fueron: mala calidad ovocitaria, edad materna avanzada, insuficiencia ovárica prematura, obstrucción tubárica, baja respuesta ovárica y factor masculino severo.

Se observó que el swim-up reducía los niveles de espermatozoides con ADN fragmentado en el eyaculado y que se obtenía mejor resultado con el semen fresco que con congelado.

En cuanto a si los ovocitos eran propios o de donante, en ninguno de los dos casos se mostró variación en cuanto a la tasa de embarazo por el tipo de semen, no variaba tampoco el nivel de fragmentación con el swim-up y tampoco afectaba si la técnica utilizada había sido FIV o ICSI.

En el caso de ovocitos propios por cada 10% de incremento del nivel de fragmentación aumentaba la probabilidad de no lograr embarazo. Respecto a los ovocitos de donante, los niveles de fragmentación afectaban a la probabilidad de embarazo.

Como conclusión, la capacidad de reparación del ADN del semen depende de la calidad del ovocito (también de la edad de la paciente, del entorno ovárico y del nivel de fecundidad). La fragmentación del ADN espermático no depende de la TRA utilizada y además, la congelación o descongelación no afecta a su integridad aunque lo convierte en susceptible de ser dañado durante la preparación del semen para el TRA.

Por tanto, la fragmentación del ADN espermático tiene un efecto mixto ya que, que los espermatozoides produzcan embriones de buena calidad depende de la capacidad reparadora del ovocito.

PUBLICIDAD

Deja un comentario

Compártelo

Índice

Descuentos

34% ahorro
24% ahorro

Artículos

Descuentos

En el foro

Ver foro

Encuestas

¿Quién decidió ir primero a la clínica de reproducción asistida?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...

Facebook

Últimos Tweets