Revista y comunidad líder de fertilidad.
Contacto | Equipo | Estadísticas | Publicidad

Infecciones de orina en el embarazo

Neus Ferrando Gilabert
Neus Ferrando Gilabert
Especialista en Reproducción Asistida
Actualizado: 12/02/2011

El embarazo es una situación de la mujer en la que el sistema inmunológico se ve alterado de forma importante. Es por ello por lo que las infecciones de orina son bastante comunes durante este periodo.

La presencia de bacterias en la orina es algo muy frecuente entre el género femenino. Esto se debe a que la uretra (conducto que conecta la vejiga con el exterior) es más corta en las mujeres que en los hombres, por lo que es más fácil que en su interior penetren bacterias y se produzca la infección.

Por otra parte, durante el embarazo las defensas se hacen más débiles para acoger al feto en el organismo, produciéndose también cambios anatómicos y hormonales como el aumento de progesterona. El incremento de esta hormona, de efecto relajante, provoca que el volumen de la vejiga se incremente ligeramente, la tensión muscular de la pared de ésta disminuya y aumente el pH de la orina. Además el útero, a medida que el bebé crece, empieza a comprimir los uréteres provocando un “estancamiento” de la orina en estos conductos, lo que favorece la infección.

SÍNTOMAS Y TIPOS DE INFECCIÓN

La infección de orina puede producir varios síntomas que van desde la fiebre alta hasta la ausencia de cualquier molestia. La gravedad de las infecciones marca, en parte, su manera de manifestarse. Es por ello por lo que, en función de sus síntomas y de las complicaciones que provocan, se pueden clasificar en varios tipos.

– Bacteriuria asintomática: es la forma más frecuente y, como su propio nombre indica, se caracteriza por la ausencia total de síntomas. Para poder detectarla se recomienda hacer un cultivo de orina a todas las gestantes al inicio del embarazo. Así, si se descubre, puede tratarse correctamente desde el principio intentando que no genere problemas. Si se encuentran bacterias durante el primer análisis se pone en marcha un protocolo para prevenir futuras infecciones durante el periodo de gestación.

– Cistitis: es la infección sintomática más frecuente. Se reconoce porque las mujeres notan que no han terminado correctamente de orinar, van al baño con mucha frecuencia y, en algunos casos, también sienten dolor durante la micción.

– Pielonefritis: es una enfermedad algo más seria que afecta a los riñones, pero es menos frecuente. En este caso, se dan síntomas más llamativos como fiebre alta, escalofríos y un dolor en la lumbar intenso y constante. Normalmente, se produce en el tercer trimestre del embarazo y es más común en aquellas mujeres que han padecido una bacteriuria asintomática durante el primer trimestre, sobre todo, si no se sometieron a ningún tipo de tratamiento. Una infección en los riñones también puede tener consecuencias graves para el bebé. Esta infección aumenta el riesgo de tener un parto prematuro o un bebé que nazca con bajo peso, y se ha asociado con un mayor riesgo de muerte fetal o muerte al nacimiento.

PREVENIR LA INFECCIÓN

Para prevenir este tipo de infecciones se debe evitar que el problema aparezca. Para ello, extremar las medidas de higiene es la mejor de las recomendaciones. Beber líquido en abundancia es importante para evitar infecciones; la ingesta de líquido reduce el número de bacterias que están en la mucosa situada alrededor de la uretra.

Si a pesar de todas las precauciones se produce infección se debe acudir al especialista y seguir la pauta de tratamiento indicada.

PUBLICIDAD

Deja un comentario

Compártelo

Cupones descuento

Reproducción Asistida.ORG recopila para ti los mejores descuentos en clínicas:
Ver más descuentos

En el foro

Ver foro

Encuestas

¿Qué técnica de reproducción asistida preferirías de poder elegir?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...
Descuentos pulsa para desplegar
¿Te ayudamos?
Descuentos en tratamientos.
Resolvemos tus dudas.