La diabetes gestacional

Neus Ferrando Gilabert
Neus Ferrando Gilabert
Especialista en Reproducción Asistida
Actualizado: 8/07/2010

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se desarrolla en algunas mujeres durante el embarazo. A diferencia de los otros tipos de diabetes, la gestacional no es causada por la carencia de insulina, sino por el bloqueo de su funcionamiento producido por las hormonas que se generan en el embarazo.

CAUSA DE LA APARICIÓN DE DIABETES GESTACIONAL
Se sabe que la placenta sostiene al bebé mientras crece, además de producir algunas hormonas necesarias para su desarrollo. Se ha visto que estas mismas hormonas bloquean la acción de la insulina producida por la madre, llevando a lo que se conoce como resistencia a la insulina. La respuesta normal ante esta situación es que la madre produzca más insulina cuando está embarazada; si esto no ocurre, se produce la diabetes gestacional de forma que la glucosa en sangre no se puede convertir en energía, acumulándose hasta alcanzar niveles muy elevados. Esta situación se conoce como hiperglicemia.

PREVALENCIA DE LA DIABETES GESTACIONAL TRAS EL PARTO O EN UN SEGUNDO EMBARAZO

Este tipo de diabetes afecta a un 4% de las mujeres y suele aparecer a partir de la semana 20 de embarazo, siendo mas frecuente en la semana 28 de gestación. En la mayoría de los casos, los niveles de glucosa retornan a la normalidad después del parto, siendo su prevalencia de un 1 a un 3%.

Sin embargo, se ha visto que si se ha tenido diabetes durante el embarazo, hay posibilidad de que se tenga en un segundo embarazo. Además, en algunas mujeres el embarazo ayuda a descubrir la diabetes tipo 1 o tipo 2. Es muy difícil saber si estas mujeres tenían diabetes gestacional o empiezan a presentar síntomas durante el embarazo. En estos casos, se recomienda seguir con el tratamiento después del parto.

CONSECUENCIAS DE LA DIABETES GESTACIONAL EN EL BEBÉ

Puesto que la diabetes gestacional se da en la última etapa del embarazo, y puesto que el cuerpo del bebé está formado, si se controla no tiene porque causar defectos en el bebé tras el nacimiento.

Sin embargo, la falta de tratamiento o control de la diabetes puede afectar al bebé; la glucosa de la sangre de la madre puede pasar a través de la placenta al bebé, que producirá mayor cantidad de insulina. Puesto que el bebé recibe más energía de lo normal, esta se convierte en grasa lo que puede generara macrosomía, es decir, un bebé de alto peso.
Estos bebés pueden sufrir lesiones durante el parto vaginal, razón por la que suele ser necesario practicarle a la madre una cesárea.

Los bebés de las madres con diabetes gestacional pueden tener dificultades para respirar, poca azúcar en la sangre e ictericia durante las primeras semanas después del nacimiento.

TRATAMIENTO DE LA DIABETES GESTACIONAL

Afortunadamente, la diabetes gestacional se puede controlar mediante dieta y ejercicio.

Normalmente el médico recomienda controlar en nivel de azúcar en sangre de forma regular. En algunos casos es necesario que se realicen inyecciones de insulina para reducir los niveles de glucosa. Además, es aconsejable la realización de ecografías mensualmente a partir de la semana 28 de embarazo con el fin detectar la aparición y evolución de macrosomía fetal.

A pesar de que la diabetes gestacional es causa de preocupación, se puede tratar y controlar para proteger la salud de la madre y del bebé.

2 Comentarios

  1. gabriela dice:

    hola me llamo gabriela estoy de 37 semanas y me salio que tengo aumentado el liquido amniotico y en las 33 semanas estaba normal el liquido. como puede ser q pocas semanas aumentado el liquid0? q consecuencia tiene? esty demaciada preocupada.. una respuesta q me deje un poco tranqui. gracias

Deja un comentario

Compártelo

Encuesta

¿Queréis conocer el sexo de vuestro bebé?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...