Revista y comunidad líder de fertilidad.

Lactancia y depresión postparto

Neus Ferrando Gilabert
Neus Ferrando Gilabert
Especialista en Reproducción Asistida
Actualizado: 27/08/2011

Un nuevo estudio relaciona los problemas de lactancia en las madres primerizas con la depresión materna o postparto.

La depresión postparto es un estado emocional que sufren algunas mujeres tras el alumbramiento, especialmente de su primer bebé, en el que se sienten débiles y tristes, aunque el parto se haya desarrollado con éxito y tengan a su bebé sano en casa. Entre las causas se apunta a la revolución hormonal que experimenta la mujer después de dar a luz. También, puede deberse a que la madre, tras la llegada del recién nacido, se siente relegada a un segundo plano o presenta una preocupación desmesurada por no causarle ningún tipo de daño al pequeño. Algunos de los principales síntomas de este estado son ansiedad, tristeza profunda e irritabilidad.

Esta situación no afecta sólo a las mujeres, los padres también pueden sufrir la depresión postparto.

Un nuevo estudio publicado en la revista Obstetrics and Gynecology> ha relacionado este estado emocional con los problemas derivados de la lactancia en madres primerizas. No obstante, los resultados del análisis no son concluyentes con lo que son necesarias más investigaciones al respecto.

La autora principal de la investigación es la epidemióloga, Stephanie Watkins de la University of North California, Chapel Hill. Watkins realizó un cuestionario o test de depresión a 2.600 madres que no habían dado el pecho a sus bebés. Los resultados indicaron que el 8% de éstas obtuvieron un mayor porcentaje en dicho test tras dos meses de haber dado a luz. Como hemos indicado, el estudio posee algunas carencias ya que en este análisis no se tuvo en cuenta si la madre había padecido ya depresión durante el periodo de gestación.

En el otro grupo compuesto por 2.586 mujeres que sí habían amamantado, el cuestionario determinó que el 35% había sentido dolor en el momento de dar el pecho al bebé durante la primera semana. Aquellas mujeres a las que no les gustó la experiencia de la lactancia materna tenían un 42% más de probabilidades de tener depresión.

Entre las conclusiones destacaron que no se puede determinar al 100% si los problemas en la lactancia son una de las causas de los síntomas de la depresión; sin embargo, sí se encontró cierta relación entre ambas cuestiones.

Respecto a si el origen de la depresión se sitúa o no en los desajustes hormonales de la mujer, se están desarrollando en la actualidad más estudios en este sentido.

Lo recomendable, en cualquier caso, ante esta situación es acudir al doctor con el fin de que éste pueda ofrecer a la madre algún tipo de pauta o tratamiento a seguir.

PUBLICIDAD

Deja un comentario

Compártelo

Índice

Descuentos

43% ahorro
Destacado
34% ahorro

Artículos

Descuentos

En el foro

Ver foro

Encuestas

¿Te parecería bien que se aprobara la gestación subrogada en España?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...

Facebook

Últimos Tweets