Muerte fetal

Neus Ferrando Gilabert
Neus Ferrando Gilabert
Especialista en Reproducción Asistida
Actualizado: 27/01/2011

Se considera muerte fetal anteparto a aquella muerte del feto desde la semana 20 de gestación hasta el momento del parto. Se trata de uno de los problemas obstétricos con mayor implicación psicológica tanto para la pareja como para el personal sanitario.

CAUSAS DE LA MUERTE FETAL
Las causas de la muerte fetal pueden tener diversos orígenes que la medicina en la actualidad puede prevenir y tratar. Los problemas que pueden llevar a una muerte fetal anteparto son:

– Patología inmunitaria (LES, conectivopatias, anticuerpos antifosfolípidos,…).

– Alteraciones congénitas y cromosómicas,

– Enfermedades maternas (hipertensión o diabetes).

– Patología obstétrica (embarazo prolongado, crecimiento intrauterino retardado, prolapso de cordón, rotura prematura de membranas,…).

– Hemorragia anteparto (desprendimiento de placenta, placenta previa,…),

– Patologia de cordón umbilical (circulares y nudos).

– Otras causas (traumatismos, transfusión materno-fetal,…)

–Desconocida: es la causa más probable.

Es importante que la mujer conozca las enfermedades que puede sufrir previamente al embarazo antes de decidir llevarlo a cabo.

Otras recomendaciones fundamentales para evitar la muerte fetal u otro tipo de complicaciones durante el embarazo son no fumar, no beber alcohol ni consumir cualquier otro tipo de drogas durante el periodo de gestación.

SÍNTOMAS

Detectar la muerte fetal no es sencillo. No obstante, se puede sospechar ante la ausencia de movimientos del feto, líquido amniótico de color marrón, no crecimiento del útero y la desaparición de la elasticidad y la firmeza de las partes fetales a la palpación.

Ocasionalmente, ésta puede desencadenar un parto prematuro, se suele expulsar de manera espontánea en la mayoría de los casos. Normalmente, el tiempo transcurrido para que esto suceda es de dos o tres semanas desde que se produce la muerte.

Se diagnóstica a través de una ecografía en la cual se comprobará la ausencia de latido cardiaco y de movimientos fetales. Así mismo, si la muerte fetal se ha producido hace tiempo se comprobará la superposición de las suturas craneales, engrosamiento del cuero cabelludo (halo de santo), derrame pleural y peritoneal, edema fetal, etc.

AFRONTAR LA MUERTE FETAL

La muerte fetal es un momento especialmente duro y difícil de superar para los padres que viven con ilusión todo el embarazo desde el primer momento en que son conscientes de él. Puede crear en la pareja un estado de ansiedad, por eso es de vital importancia el apoyo de la pareja a la madre que pasa por ese trance.

Por consiguiente ,la información de la muerte fetal debe ser en presencia de la pareja. La primera reacción suele ser la negación por parte de la paciente. El médico siempre debe dejar claro que el diagnóstico de la causa solo puede ser posible por medio de la autopsia fetal, que no siempre es concluyente.

Existen tres etapas del duelo:

– Etapa de shock

– Etapa de culpa, ira o dolor.

– Etapa depresiva.

– Etapa de aceptación.

Se procederá, a continuación, por parte del médico a evaluar la situación médica de la gestante para en un primer momento descartar una complicación de la sangre (coagulopatia) que haga temer por su vida y en un segundo momento poder proceder a la evacuación fetal.

Algunos centros hospitalarios trabajan y siguen trabajando en distintos protocolos de atención al paciente en estos casos.

Deja un comentario

Compártelo

Encuesta

¿Aceptarías una inseminación artificial con semen de donante?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...