Revista y comunidad líder de fertilidad.

Nuevo sistema para prevenir la oxidación celular

Neus Ferrando Gilabert
Neus Ferrando Gilabert
Especialista en Reproducción Asistida
Actualizado: 19/12/2011

Una nueva tecnología aplicada a los cultivos embrionarios consigue prevenir la oxidación celular mediante imitación de las condiciones de oxígeno existentes en el vientre materno. El hecho de que estas condiciones sean más parecidas a las naturales permite que los embriones se desarrollen sanos incidiendo así en una mejor tasa de implantación y por lo tanto una mayor efectividad en las técnicas de reproducción asistida in vitro.

Estos nuevos incubadores permiten el cultivo de embriones con una concentración de oxígeno mínima, equivalente a la que existe en condiciones naturales en el vientre materno, y en cámaras independientes. De este modo se reduce el estrés oxidativo y también las probabilidades de fragmentación del DNA embrionario, con mayor garantía además de que las condiciones ambientales permanezcan estables.

Además de las condiciones de oxígeno en los incubadores, los laboratorios de embriología deben tener especialmente cuidada y medida luz y temperatura. La tasa de implantación de los de los embriones puede verse muy afectada por las condiciones de temperatura del laboratorio de modo que cada proceso de la fecundación ha de tener protocolizada y medida la temperatura para conseguir unos embriones de calidad. La iluminación del laboratorio también es importante ya que la luz ultravioleta puede causar daños en el embrión que redundarían en su calidad y potencial de implantación.

Una nueva tecnología aplicada a los cultivos embrionarios consigue prevenir la oxidación celular mediante imitación de las condiciones de oxígeno existentes en el vientre materno.

¿Qué es la oxidación celular?

Como consecuencia de la respiración en presencia de oxígeno se producen unas moléculas llamadas radicales libres que pueden ocasionar efectos perjudiciales en la salud, es lo que conocemos como oxidación celular o estrés oxidativo.

Los radicales libres contienen en su estructura un electrón desapareado fruto del mecanismo de respiración celular, y requiere de otra molécula para encontrar la estabilidad. Esta estabilidad la consigue obteniendo un nuevo electrón desapareado y en consecuencia desestabiliza a la molécula con la que ha entrado en contacto, convirtiéndola a su vez en un radical libre.

La actuación de muchos radicales libres puede generar daño celular e incluso afectar al sistema inmune. En circunstancias normales son las enzimas las que se ocupan de neutralizar estos efectos pero puede que la formación de radicales libres supere ciertas barreras y la defensa inmunológica no sea suficiente.

En nuestro organismo existen moléculas que se renuevan periódicamente como las células de la dermis por ejemplo, y otras que no como pueden ser las neuronas. La actuación a largo plazo de radicales libres puede llegar a causar alteraciones genéticas que desemboquen en cáncer o una reducción de la funcionalidad que es lo que se conoce como envejecimiento.

una reducción de la funcionalidad que es lo que se conoce como envejecimiento.

Causas

Entre los factores a los que se asocia el aumento de radicales libres podemos encontrar: tabaquismo, contaminación ambiental, abuso de grasas animales en la dieta, ejercicio físico intenso, exposiciones excesivas a la radiación solar, etc. Uno de las sustancias que más recientemente se ha asociado a estos efectos y que podemos encontrar en una dieta normal son las acrilamidas. Estas se forman en alimentos procedentes de patata, trigo o maíz que son fritos a altas temperaturas u horneados.

Las acrilamidas son moléculas ricas en radicales libres que se forman por reacción química entre azúcares y aminoácidos a altas temperaturas. Pueden ser el origen de varios tipos de cáncer y parece afectar también a la fertilidad cuando se consumen grandes cantidades y de forma muy habitual. Este consumo asociado a un tipo de vida sedentario con malos hábitos como puede ser consumo abusivo de alcohol y tabaco, o mucha contaminación, puede ser una bomba explosiva.
El estés oxidativo en las personas se asocia a una gran cantidad de enfermedades como por ejemplo Parkinson, arteriosclerosis o Alzheimer.

Tabaquismo, contaminación ambiental, abuso de grasas animales en la dieta, ejercicio físico intenso, exposiciones excesivas a la radiación solar, etc.

Tratamiento

Lógicamente a la vista de las causas de la oxidación celular, existen una serie de medidas que podemos adoptar a nivel particular para minimizar los riesgos. Parece evidente que evitar el consumo de fritos en exceso puede ser uno de ellos, evitar ambientes muy contaminados, incrementar el consumo por el contrario de fruta y verdura; y en general consumir productos ricos en antioxidantes como la vitamina A, E y C, zinc, magnesio, selenio; tanto en su forma natural como complementados mediante preparados vitamínicos o suplementos alimenticios.

En definitiva, una serie de sencillas medidas que podemos adoptar de modo preventivo para combatir el envejecimiento de nuestras células y evitar males mayores como podría ser el desarrollo de algún cáncer. De ahí la importancia de esta nueva tecnología aplicada a la reproducción in vitro, ya que consigue reducir la oxidación celular incrementando las probabilidades de éxito de la técnica en sí y por supuesto garantizando la calidad embrionaria.

La mejor manera de tratarse es la prevención, y lo más aconsejable para prevenir la oxidación celular es tomar antioxidantes, que se encuentran en su mayoría en las frutar y verduras que contienen la Vitammina C, como limones o naranjas.

PUBLICIDAD

Deja un comentario

Compártelo

Índice

Descuentos

22% ahorro
54% ahorro

Artículos

Descuentos

Encuestas

¿Preguntas al médico?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...

Facebook

Últimos Tweets