Por error médico se implantó el último embrión de una mujer en tratamiento de fertilidad a otra paciente

Una mujer británica perdió la posibilidad de tener a su segundo hijo a través de técnicas de reproducción asistida al descubrir que su último embrión había sido implantado por error en otra paciente.

14 de junio 2009

En la Sanidad de Cardiff de Inglaterra comenzó tratamientos de fertilidad una mujer en 1996. Después de años de intentos logró quedar embarazada de Paul, su hijo que en la actualidad tiene 6 años.

Desgraciadamente cuando esta mujer –de nombre reservado- y su esposo quisieron tener otro hijo, con el único embrión congelado que les quedaba, su ilusión se terminó al escuchar a los doctores decir que el embrión había sido destruido.

Esta hipótesis se descartó con el paso de los días cuando se descubrío que lo que realmente había pasado era que los doctores le habían colocado su embrión a otra mujer en tratamiento. Esta mujer al enterarse que el embrión no era suyo decidío abortarlo y, con ello, eliminar las posibilidades de la otra pareja de poder ser nuevamente padres.

Ian Lane, director médico de la Sanidad de Cardiff, ha solicitado disculpas a la pareja y, la clínica ha pagado una indemnización cuya cantidad no ha sido revelada.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


la revista lider en reproducción asistida
Descuentos en clínicas para nuestros lectores ver más