Revista y comunidad líder de fertilidad.
Contacto | Equipo | Estadísticas | Publicidad

Preeclampsia

Laura Garrido Casado
Laura Garrido Casado
Especialista en Reproducción Humana Asistida
Actualizado: 30/12/2010

DEFINICIÓN, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

La preeclampsia es una complicación importante del embarazo y que, en su estado más grave, puede causar incluso la muerte de la madre, del feto o puede ser causa de restricción del crecimiento fetal; de hecho, es una de sus causas más frecuentes. Se considera un trastorno de la placenta.

Las estadísticas apuntan a que se da en aproximadamente un 3% de las mujeres embarazadas. Especialmente, si se trata del primer embarazo. Algunos autores indican que existe una mayor probabilidad de que suceda en mujeres de etnia afroamericana.

Esta afección suele aparecer a partir de la semana 20 de gestación aunque también puede darse durante el parto o inmediatamente después del mismo, de ahí la necesidad de observar a la madre durante las 24-48 horas inmediatas tras el alumbramiento. La detección de la preeclampsia se determina con la aparición de algunos síntomas claros como pueden ser un elevado aumento de la presión arterial (hipertensión), la detección de proteínas en la orina o en ocasiones, la aparición de edemas en las extremidades o la hinchazón de manos, pies o cara.

Sin embargo, puede ocasionar un buen número de trastornos en todos los órganos. Se asocia, también, a que no llegue correctamente la sangre a los órganos maternos como el hígado, el cerebro, los riñones o la placenta y por tanto, que no le lleguen bien los alimentos al bebé. Además, puede producir desprendimiento de placenta.

Algunos de los factores que favorecen su aparición son:

- Que se trate del primer embarazo.

- Mujeres con enfermedades como diabetes, hipertensión, etc. previas al embarazo.

- Mujeres que padecen insuficiencia renal.

- En casos de embarazos gemelares.

- Mujeres con obesidad.

- Genética o que se hayan dado casos en la familia.

-Síndrome antifosfolípido.

- Embarazos con técnicas de reproducción asistida como la inseminación artificial de donante o por donación de ovocitos ya que el semen o los óvulos de donantes son los que aportan la carga genética al feto y no la madre biológica, es decir, pueden existir antecedentes.

La preeclampsia puede ser leve o severa. En los casos leves, las anomalías que se han sucedido durante el embarazo suelen resolverse con el parto. El tratamiento en los casos de preeclampsia leve puede ser suficiente con mantener una dieta sana, reposo y un exhaustivo control médico tanto de la madre como del feto. A veces, es necesaria la hospitalización.

En los casos de preeclampsia severa se pueden dar más síntomas como trastornos mentales, dolores epigástricos, edema pulmonar, aumento repentino de peso (2 kg a la semana), alteraciones de la visión o cefaleas.

En estos casos la solución de la misma se suele dar mediante un tratamiento a base de antihipertensivos o con el parto, de ahí que en muchas ocasiones sea necesaria la inducción al parto, la cesárea programada o incluso aborto.

Un correcto diagnóstico de la preeclampsia es complicado ya que en ocasiones es asintomática o produce síntomas que pueden ser habituales en el embarazo, como la hinchazón de manos o pies o el ardor. Es importante que el médico detecte si ya existía hipertensión antes del embarazo. El control médico es fundamental.

PUBLICIDAD

Deja un comentario

Compártelo

Cupones descuento

Reproducción Asistida.ORG recopila para ti los mejores descuentos en clínicas:
Ver más descuentos

Encuestas

¿Qué es lo que más te preocupa de la fecundación in vitro?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...
Descuentos pulsa para desplegar
¿Te ayudamos?
Descuentos en tratamientos.
Resolvemos tus dudas.