Revista y comunidad líder de fertilidad.
Contacto | Equipo | Estadísticas | Publicidad

Preservar la fertilidad en mujeres con cáncer

Neus Ferrando Gilabert
Neus Ferrando Gilabert
Especialista en Reproducción Asistida
Actualizado: 3/01/2010

La detección cada vez con mayor frecuencia de algún tipo de cáncer en mujeres jóvenes, hace que nos planteemos la importancia de preservar la fertilidad de estas mujeres, que tras someterse a tratamientos de quimioterapia o radioterapia ven limitadas sus expectativas de ser madres por problemas de esterilidad derivados del tratamiento oncológico.

Con tal fin se presenta este artículo científico que trata de aportar un método de trabajo para preservar los ovocitos de la mujer sin tener que realizar, para ello, una hiperestimulación del ovario. Este método de trabajo implica la captación de ovocitos inmaduros sin subministrar ningún tratamiento hormonal a la paciente, la maduración in vitro de estos y vitrificación de los mismos para conservar los ovocitos de la mujer antes de someterse al tratamiento oncológico.

Una vez superado el cáncer y asumido el deseo de la maternidad, se prepara el endometrio de la paciente con una medicación sencilla, se descongelan los ovocitos y se realiza una fecundación in vitro mediante ICSI. Tras el cultivo de los embriones en el laboratorio y la transferencia de los embriones seleccionados, se realiza 15 días después un test de embarazo para constatar el éxito del proceso y aproximadamente tras 9 meses de embarazo nace una niña sana.

Chian RC *, Gilbert L **, Huang JY *, Demirtas E *, Holzer H *, Benjamin A ***, Buckett WM *, Tulandi T *, Tan SL *.

* McGill Reproductive Centre, McGill University Health Centre.
** Division of Gynecological Oncology.
*** Department of Obstetrics and Gynecology, McGill University, Montreal, Quebec, Canada.

INTRODUCCIÓN

Por desgracia, cada vez con más frecuencia, se detecta algún cáncer entre las mujeres jóvenes. Este hecho afecta siempre de forma negativa, pero dependiendo de la edad y de los antecedentes de esa mujer, desde el punto de vista reproductivo, puede afrontarse de una forma más positiva. Para ello existe la preservación de gametos, en este caso femeninos, que podrán ser congelados y almacenados hasta el momento adecuado de su utilización.

Uno de los motivos que hizo a los autores de este artículo científico llevar este estudio a cabo fue que muchos de los cánceres que afectan a mujeres en la actualidad, lo hacen en mujeres muy jóvenes, que evidentemente no se han planteado una maternidad, o bien en mujeres de edad más avanzada que por diversos motivos han postergado la maternidad.

En ambos casos, había que buscar un método para que, una vez superado el cáncer, estas mujeres pudieran tener la opción de ser madres con sus propios óvulos. Para ello se deberían preservar sus óvulos de los tratamientos de quimioterapia y radioterapia, que comprometen la fertilidad de la mujer.

Un bebé nace tras la maduración y vitrificación de los ovocitos de su madre en el laboratorio

¿Es conveniente someter a un tratamiento hormonal a la paciente con cáncer?

En la mayoría de los casos, la detección del cáncer es crucial para poder aplicar un tratamiento frente al mismo y empezar a luchar de inmediato contra este. Es por esto que resulta inviable someter a la paciente a una estimulación ovárica para obtener una gran cantidad de ovocitos maduros y poderlos preservar hasta que la mujer supere el cáncer y decida buscar el embarazo. Los motivos principales de ello son dos:

▬ El tiempo:
Es un factor que siempre juega a nuestra contra y el tratar de estimular los ovarios a una paciente podría llevarnos hasta 5 semanas, con todo lo que el proceso completo sería. Además del gasto económico que supone el tratamiento y de que se está posponiendo un tratamiento oncológico para poder preservar la fertilidad, cuando esta postergación incrementa el riesgo de que la paciente no supere el cáncer.

▬ El tratamiento:
El tratamiento es hormonal; se prescriben a la paciente gonadotropinas y análogos de GnRH o antagonistas de GnRH. Las gonadotropinas incluyen la FSH y LH, que son dos hormonas que en determinados tipos de cáncer pueden agravar la situación del mismo, acelerando sus consecuencias. Por ello en esos casos, los cánceres hormonodependientes, sería conveniente no dar la medicación oportuna.

Por estos motivos es por lo que el grupo de investigadores procedentes de Montreal se encarga de llevar a cabo un caso clínico, que a priori os adelanto que acabó en el nacimiento de una bebé sana en casa.

DESCRIPCIÓN DEL CASO

El caso clínico se basa en una paciente de 27 años de edad que acude a un centro de reproducción asistida, en Montreal, con unos antecedentes clínicos importantes: dos abortos espontáneos antes de las nueve semanas de gestación, un embarazo extrauterino que conllevó la extirpación de una de sus trompas por laparotomía, además de un hipotiroidismo medicado y tres años intentando quedar embarazada nuevamente sin éxito.

Al menos, sus ciclos menstruales eran regulares de entre 24 y 28 días, poseyendo todas sus hormonales basales (las hormonas en el 3er día del ciclo) dentro de un rango de normalidad. Debido a los abortos repetidos, se decidió hacerle el estudio para la trombofilia que también dio negativo. Se continuó con un estudio ecográfico-vaginal observándose los ovarios con morfología en “collar de perlas”, científicamente conocido como ovarios poliquísticos.

Por otra parte, se examinó a su pareja, en este caso, masculina, haciéndosele un análisis exhaustivo de su muestra seminal meidante un seminograma y una capacitación espermática, comprobando que todos los parámetros, tanto concentración, movilidad y morfología, eran normales; esto es, el paciente era normozoospérmico.

PLAN DE ACTUACIÓN

1) Extracción de ovocitos inmaduros.

2) Maduración de los ovocitos in vitro.

3) Vitrificación de los ovocitos.

4) Desvitrificación o descongelación de los ovocitos cuando se busque el embarazo.

5) Fecundación de los ovocitos in vitro mediante ICSI (microinyección intracitoplásmica de espermatozoides), cultivo de embriones y transferencia de estos al útero materno.

La paciente aceptó entrar en el estudio para el que había sido elegida y se comenzó con el proceso. Evidentemente el comité de ética de investigación del Hospital, donde se llevó a cabo dicho caso clínico, dio su aprobación antes de iniciar cualquier movimiento.

A mediados de junio de 2005, la paciente acude a la clínica para empezar con la monitorización del ovario. Habitualmente a las pacientes de Fecundación in vitro (FIV) se les receta una medicación exógena para conseguir la Hiperestimulación controlada de la ovulación (HOC), pero en este estudio se pretende evitar dar medicación para estimular el ovario y “trabajar” con los folículos ováricos existentes de base y de esta forma evitar dos semanas de tratamiento, como poco.

A esta paciente se la cita en el día 0 de su ciclo menstrual natural, sin haber tomado ninguna medicación. A partir de este momento, se consideró que el tratamiento había dado comienzo y se efectuó una monitorización diaria consistente en una ecografía ovárica vaginal con foliculometría o medición de los folículos ováricos. Una vez alcanzados los 10 mm. de diámetro de la mayoría de los folículos y un grosor endometrial entre 6 y 8 mm., se pautaron 10.000 IU de la hormona gonadotropina coriónica humana (hGC), para desencadenar la ovulación y calcular el momento de realizar la captación ovárica.

Esta paciente poseía alrededor de 36 folículos, cuyo tamaño mayor rondaba los 9,5 mm. El día 13 de su ciclo se realizó la captación ovocitaria, mediante punción transvaginal ecoguiada y por aspiración del líquido folicular.

Se recogieron 19 ovocitos, de los cuales tan sólo 1 era metafase II, es decir, maduro. Los 18 restantes se dejaron en cultivo 48 horas más para que maduraran in vitro, alcanzando 16 el estado de madurez. Se procedió a la vitrificación de los 17 ovocitos.

Una vez pasado el tiempo adecuado, dos meses, según el criterio del grupo especialista en reproducción, se le preparó el endometrio a la paciente, con una medicación muy sencilla, vía oral. Se trata de un análogo de la GnRH administrado a partir del día 22 del ciclo, para desensibilizar la hipófisis y evitar una ovulación indeseada, combinado con estrógenos en dosis crecientes vía oral o también por parches. Cuando el endometrio estuvo crecido lo suficiente para poder albergar la implantación de un embrión, es decir unos 8mm. como mínimo, se concertó con el laboratorio la descongelación y consecuente microinyección (ICSI) de los ovocitos criopreservados 2 meses antes.

Se descongelaron los 17 ovocitos, de los cuales sólo sobrevivieron 4 de ellos. Se microinyectaron, fertilizando 3, que se transfirieron en día +2 al útero materno, es decir, tras dos días de cultivo de los embriones in vitro. Tras la transferencia se añade otra medicación, la progesterona, que mantiene el endometrio adecuado, hasta al menos el tercer mes de embarazo; su administración puede ser tanto intramuscular como vía vaginal.

CONCLUSIÓN

Cinco semanas después de la transferencia se observa una gestación simple y sin problemas. La paciente dio a luz tras cesárea, por estar de nalgas el feto, a una bebé sana a las 39 semanas de embarazo.

Con esto pretendía demostrarse que la maduración in vitro de los ovocitos, seguida de la vitrificación de los mismos, es una técnica de preservación de la fertilidad muy poco invasiva, con la que se gana mucho tiempo al no tener que estimular (HOC) y que puede acabar en un nacimiento de uno o más bebés sanos en casa.

PUBLICIDAD

1 Comentario

  1. [...] ▬ La extracción y congelación de óvulos antes de iniciar el tratamiento para posteriormente someterse a fecundación in vitro. Existe al respecto el artículo científico “Preservar la fertilidad en mujeres con cáncer“. [...]

Deja un comentario

Compártelo

Cupones descuento

Reproducción Asistida.ORG recopila para ti los mejores descuentos en clínicas:
Ver más descuentos

En el foro

Ver foro

Encuestas

¿Cuándo supiste que estabas embarazada?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...
Descuentos pulsa para desplegar
¿Te ayudamos?
Descuentos en tratamientos.
Resolvemos tus dudas.