Salud en el embarazo: alimentación, cuidados y posibles problemas

La mujer debe cuidar su alimentación y llevar una serie de hábitos para mantener una buena salud durante todo el embarazo. Es importante que consulte con su médico los cuidados especiales a seguir y las revisiones médicas que debe hacerse, así como los posibles problemas de salud que pueden aparecer.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

La salud de la madre previa al embarazo, sus hábitos alimenticios y de consumo como tabaco y alcohol, los tratamientos farmacológicos y las exposiciones a tóxicos medioambientales o en el lugar de trabajo son factores muy importantes que pueden influir en el desarrollo del embarazo y en la salud del feto.

Cuidados en el embarazo

La mujer embarazada deberá acudir al médico de cabecera, quién le podrá derivar al obstetra y solicitará una serie de pruebas para poder comprobar que el bebé está sano y que el embarazo evoluciona adecuadamente.

Por otro lado, es muy importante que la mujer embarazada cuide su dieta, haga ejercicio de forma suave o moderada y tenga una higiene personal adecuada. El especialista puede recomendar a la mujer una serie de cuidados especiales para su día a día, así como vacunas para evitar ciertos riesgos tanto para el bebé como para ella.

Cuidados médicos y obstétricos

A lo largo del primer y segundo de trimestre de embarazo, la embarazada se hará una serie de pruebas médicas:

  • Registro periódico del peso y la presión arterial.
  • Exploración del abdomen, vientre y cuello uterino.
  • Ecografías: para ver el crecimiento del bebé y calcular una fecha de parto.
  • Test de O´sullivan: prueba de glucosa para detectar diabetes gestacional.
  • Ecocardiografía fetal: para comprobar el funcionamiento del corazón del bebé.
  • Amniocentesis: para ver si el bebé tiene alteraciones genéticas.
  • Prueba de translucencia nucal: para evaluar el riesgo de síndrome de Down y otros defectos cromosómicos, así como alteraciones cardiacas congénitos importantes.
  • Análisis de sangre y de orina.

La mujer deberá acudir a consulta prenatal cada cuatro semanas hasta la semana 28 de embarazo. A partir de ese momento, cada dos semanas hasta la semana 36 y finalmente una vez por semana hasta el parto.

Dieta durante el embarazo

En las primeras semanas del desarrollo embrionario comienza a formarse una de las estructuras más importantes del feto, el tubo neural. Una de las pautas que ayudan a prevenir defectos del tubo neural (anencefalia o espina bífida) y defectos cardíacos son los suplementos de ácido fólico antes y durante las primeras etapas del embarazo.

La falta de yodo y ácido fólico pueden provocar en el feto hipotiroidismo o retraso mental en el caso del yodo, y espina bífida si falta acido fólico.

El calcio y el fósforo también son importantes, ya que formarán los huesos y los dientes del futuro recién nacido. Es importante que las embarazas tomen la suficiente cantidad de calcio para evitar las descalcificaciones. En caso de intolerancia a la lactosa, se recomienda consumir alimentos ricos en calcio como derivados de la soja, pescados con espinas, frutos secos, etc.

Por último, es importante controlar los niveles de hierro, ya que las necesidades de este mineral durante el embarazo aumentan debido al mayor volumen de sangre, la síntesis de tejidos fetales y placentarios y a la formación de reservas de hierro en el feto para su uso posterior en la lactancia. Su déficit se asocia a anemia ferropénica en el bebé durante la infancia.

Infórmate sobre los alimentos y vitaminas necesarios durante el embarazo en este artículo: La alimentación en el embarazo.

Salud bucal

El cuidado dental es muy importante durante el embarazo, ya que la caries y la enfermedad de las encías son más frecuentes durante esta etapa.

En el embarazo, la placa dental se desarrolla más rápidamente y las encías se pueden inflamar, infectar o sangrar. Por todo ello, se recomienda a la mujer visitar al odontólogo o dentista al principio del embarazo y durante toda la gestación.

Vacunas

Para evitar complicaciones en el embarazo, es importante que la embarazada se haya vacunado previamente o se vacune. Las principales vacunas a colocar durante el embarazo son:

  • Vacuna contra la gripe
  • Vacuna de la tos ferina
  • Vacuna frente a tétanos y difteria

Otra serie de vacunas está aconsejadas en situaciones especiales, por lo que su aplicación debe solicitarla expresamente un médico:

  • Vacuna de la hepatitis A
  • Vacuna de la hepatitis B
  • Vacuna contra el neumococo
  • Vacuna contra la meningitis
  • Vacuna frente a la poliomielitis

No todas las vacunas están indicadas o recomendadas durante el embarazo. Es importante seguir el calendario de vacunación y consultar cualquier duda con el médico para no colocar ninguna vacuna contraindicada durante la gestación.

Entre las vacunas contraindicadas están la del del virus papiloma humano (VPH), la triple vírica (sarampión-rubeola-parotiditis) y la de la varicela. Estas vacunas deben apblicarse antes de que se produzca el embarazo.

Trabajo y viajes durante el embarazo

En caso de que la mujer trabaje en un entorno en el que se ponga el peligro el embarazo o el bienestar materno o fetal, deberá coger una baja laboral durante la gestación. Este es el caso de los trabajos en los que exista exposición a productos químicos o se requiera un esfuerzo físico elevado.

En cuanto a los viajes, la mujer deberá tener precaución, hidratarse bien y hacer descansos cada dos horas, aunque puede viajar durante su embarazo tanto en coche como en tren o avión.

Durante el primer y segundo trimestre la mujer podrá volar, aunque éste tipo de viajes no se recomienda durante el tercer trimestre. En cuanto a los viajes en coche, pueden hacerse con un cinturón especial para embarazadas.

Problemas de salud en el embarazo

Existen una serie de complicaciones y problemas de salud que pueden aparecer durante el embarazo:

Para poder detectarlas de forma temprana e incluso evitarlas es importante que la mujer acuda a las revisiones médicas establecidas a lo largo de todo el embarazo.

Las enfermedades maternas, así como las sustancias que consume la madre pueden favorecer el desarrollo de alguna de las alteraciones mencionadas anteriormente.

Para que el embarazo se desarrolle sin complicaciones, la madre debe llevar ciertos cuidados, sobre todo si presenta alguna enfermedad previa a la gestación.

Tabaco, café, alcohol y drogas

Existen determinados agentes externos que actúan como teratógenos, es decir, aumentando la probabilidad de malformaciones congénitas, que son aquellas alteraciones anatómicas, estructurales, funcionales, metabólicas o conductuales que se desarrollan en las etapas del desarrollo embrionario, por lo que el niño las presenta desde el nacimiento.

Para evitar daño fetal, se recomienda que la mujer no consuma drogas, alcohol, tabaco, café u otras bebidas con cafeína.

La exposición prenatal al alcohol es una de las causas de retraso mental más común y que más se puede prevenir. Por eso, se recomienda a todas las mujeres embarazadas no tomar nada de alcohol durante el embarazo y la lactancia.

Se sabe que los efectos del alcohol son dosis-dependientes, a mayor ingesta y exposición, mayores efectos en el bebé, por eso los mayores problemas se observan en los bebés de madres alcohólicas.

Además del alcohol, el tabaco, la cocaína, los pegamentos u otros drogas sintéticas pueden provocar abortos, retraso mental y defectos congénitos.

Por otra parte la exposición a agentes físicos y químicos como la radiación ionizante, fitoestrógenos o solventes orgánicos basados en el carbono como tolueno, acetona, xileno, etc. producen en el bebé efectos similares a los del alcohol o los anestésicos.

Enfermedades y medicamentos en el embarazo

La mujer embarazada debe consultar siempre con su médico antes de tomar cualquier medicamento, incluso para analgésicos, antiinflamatorios o antipiréticos.

Muchos de los componentes de los fármacos pueden pasar de la sangre materna a la sangre fetal atravesando la barrera placentaria, por lo que afectarían al desarrollo del bebé.

El Misoprostol, los antiepilépticos, el metotrexato y el ácido retinoico son algunos de fármacos que pueden tener efectos negativos en el feto. Pueden provocar abortos, retraso mental y defectos congénitos entre otras afecciones fetales.

En el caso de que la madre sufra alguna enfermedad como la epilepsia, se debe pedir consejo al profesional antes de la concepción para, en la medida de lo posible, modificar la medicación por una menos tóxica para el feto y probar durante un tiempo si esa nueva medicación es también eficaz para la madre.

Enfermedades como la diabetes mellitus, el hiperandrogenismo o el lupus eritematoso sistémico afectan al desarrollo fetal causando defectos congénitos, reversión sexual en el caso del androgenismo y bloqueo cardíaco o lupus transitorio.

Salud emocional en el embarazo

La salud emocional de la mujer embarazada es tan importante como la salud física, ya que también afecta al desarrollo del feto. Para ayudar a la mujer a sobrellevar los cambios emocionales que pueden producirse durante el embarazo están los psicólogos prenatales y perinatales.

Un correcto estado emocional es imprescindible también antes y después del embarazo. Hay que tener en cuenta que la llegada de un bebé cambia la vida a sus padres y esto puede ser difícil de asimilar.

Es importante tratar de evitar la depresión, una tristeza extrema que puede producirse tanto durante el embarazo como después del parto, y la ansiedad.

Para lograrlo, la mujer debe buscar ayuda siempre en su pareja, familiares y amigos. Sin embargo, esto puede no ser suficiente y que necesite terapia, acudir a un grupo de apoyo e incluso algún tipo de medicación.

Preguntas de los usuarios

¿Qué cuidados tengo que tener en el embarazo para no engordar?

Se va a producir un aumento de peso inevitable por el crecimiento del bebé, pero con los antojos y los cambios emocionales es posible que se ganen unos kilos de más al tomar ciertos alimentos. Es importante no tomar dulces en exceso para que no se produzca diabetes gestacional.

La mujer puede controlar su peso manteniendo una dieta sana y equilibrada. El médico puede entregarle una tabla de alimentos que puede consumir a lo largo del embarazo y en las revisiones llevará un control de la evolución del peso de la embarazada. La mujer debe engordar de 11 a 13 kilos durante todo el embarazo.

¿Tengo que seguir una dieta especial en el embarazo si tengo diabetes gestacional?

Sí, se deben evitar los azúcares (carbohidratos) y es imprescindible un control médico exhaustivo durante todo el embarazo en estos casos. Es importante ingerir alimentos con mucha fibra (frutas, vegetales, panes integrales, cereales, legumbres), ya que se absorben de forma más lenta que los hidratos de carbono simples y ayudan a que los niveles de azúcar en sangre no se eleven demasiado rápido después de las comidas.

El médico o dietista se encargará de indicar a la mujer los alimentos que debe ingerir y de adaptarlos a las necesidades nutricionales en cada etapa del embarazo.

¿Qué cuidados hay que tener en el embarazo de alto riesgo?

En un embarazo de alto riesgo se deben adoptar una serie de medidas, que indicará el médico, para prevenir las complicaciones en la medida de lo posible.

De forma general, es importante hacer reposo y limitar el ejercicio físico, adaptándolo siempre a la situación particular. Asimismo, se debe acudir a todas las consultas médicas, que serán más numerosas que en un embarazo normal.

¿Se necesitan cuidados especiales en el embarazo de gemelos?

Puesto que hay un mayor riesgo de sufrir complicaciones en los embarazos múltiples, las visitas al ginecólogo serán más numerosas y el control médico sobre el embarazo será mayor.

Es muy importante la alimentación de la madre para que los bebés crezcan a un ritmo adecuado y la mujer gane el peso necesario para que no se produzca un bajo peso al nacer. En un embarazo gemelar la mujer debe engordar de 15 a 20 kilos.

En caso de que haya riesgo de parto prematuro, el médico indicaría reposo absoluto hasta que llegue el momento de dar a luz.

4 comentarios

  1. usuario
    EVA

    Hola gracias por el artículo, despeja muchas dudas. De todas formas me gustaría saber si hay algún alimento que deba evitar completamente durante el embarazo. Estoy de 5 semanas.

  2. usuario
    anonimo

    hola si me pueden ayudar ami me bajo el dia 24 agosto y duro los dias normal el dia 10 sep tube relaciones con mi esposo no nos cuidamos ya que buscamos bebe hoy me tenia que bajr y asta hpy nada soy super exacta ai posibilidades que ya aiga embarazo ayuda plis.

  3. usuario
    Soledad tristesa

    Ami mevino mireyla el dia 1 de enero y regular mente deme quita as talos 8 dias pero yo tube relasion 4 dia des pues y el sigiemte dia bajo in po quito y des pues nada Es posible q aya q dado en barasada si o no

  4. avatar
    G@ttitadeJ

    Si bebo un baso de coca cola que pasa y si bebo un vaso sólo un vaso chico de alcohol que pasa durante el embarazo y antes del embarazo sólo tome muy pocas porciones no constante no afecta y aun que sea después del acto sexual

reproduccion-asistidaesterilidadestimulacion-ovaricafertilidadinfertilidad

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar