Sol y asma

Neus Ferrando Gilabert
Neus Ferrando Gilabert
Especialista en Reproducción Asistida
Actualizado: 30/05/2011

Medicina solar para niños con asma.

El asma consiste en una inflamación crónica de las vías aéreas y se trata de la enfermedad respiratoria más común en la infancia. Aparece en los primeros años de vida con mayor frecuencia (el 25% de los asmáticos de hecho se diagnostican durante el primer año) siendo además más frecuente en los varones. Hacia la pubertad sin embargo, esta diferencia entre niños y niñas se equipara. El número de niños que padece la enfermedad en nuestro país se calcula en torno a un 5% de la población.

Un estudio reciente de prevalencia de asma en España ha demostrado cómo en las ciudades más frías y húmedas la prevalencia es mayor con respecto a ciudades con más horas de luz solar.

La mencionada investigación ha sido encabezada por el epidemiólogo Alberto Arnedo-Pena del Centro de Salud Pública de Castellón, la cual se enmarca en el Estudio Internacional sobre Asma y Alergias (ISAAC) en la Infancia que dirige Luis García Marcos. Esta investigación se ha realizado tomando como muestra 45.000 niños de diferentes ciudades españolas para las cuales la incidencia de horas de luz era diferente. De los resultados se deduce que las condiciones climatológicas, fundamentalmente la radiación solar, condicionan en gran medida los niveles de prevalencia tan diferentes encontrados en función de su posición geográfica.

La razón de todo ello radica en la vitamina D. La vitamina D constituye un factor de protección frente al asma. Un estudio realizado en Denver con el doctor E. Rand Sutherland al frente demuestra cómo bajos niveles de vitamina D se relacionan con un agravamiento del asma. Sin embargo, las personas con mejores niveles de vitamina D gozan de un mejor funcionamiento pulmonar y además, responden de modo más positivo a la medicación para el asma.

Ocurre, también, que la vitamina D requiere del sol para su absorción de modo que, tanto uno como otro, se convierten en elementos de protección. Tomar el sol es muy importante para la asimilación de dicha vitamina por lo que las horas de luz repercuten enormemente en la prevalencia de la enfermedad.

El epidemiólogo Arnedo-Pena señala que será necesario continuar investigando sobre este hallazgo pero, gracias a los datos que disponemos, hoy día es posible asumir que la exposición al sol es de gran relevancia para la absorción de la vitamina D, compuesto que cada día goza de mayor importancia en cuanto a prevención de enfermedades, no sólo el asma sino también otras dolencias como pueden ser enfermedades infecciosas e incluso tuberculosis.

Deja un comentario

Compártelo

Encuesta

¿Aceptarías una inseminación artificial con semen de donante?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...