Efectos del tabaco en el embarazo

Neus Ferrando Gilabert
Neus Ferrando Gilabert
Especialista en Reproducción Asistida
Actualizado: 19/02/2011

EMBARAZO Y DROGAS LEGALES: EFECTOS DEL CONSUMO DE TABACO Y ALCOHOL DURANTE EL EMBARAZO.

La precocidad en las relaciones sexuales entre adolescentes y jóvenes unidos al abuso del alcohol y el tabaco hace que su repercusión en el embarazo sea importante. La exposición a drogas legales (alcohol y tabaco) e ilegales (cocaína, narcóticos y opiáceos) son unas de las causas de efectos dañinos sobre el desarrollo fetal.

Según indican los expertos, los efectos del alcohol son mucho más lesivos para el recién nacido que los del tabaco.

EFECTOS DEL ALCOHOL

Entre un 50 y un 80% de los hijos de madres alcohólicas se les producen las siguientes alteraciones: retraso intrauterino, microcefalia, nariz corta y respingona, apertura palpebral estrecha, mandíbula hipoplásica y labio superior fino. Además, se relaciona con anomalías en las extremidades y en la columna vertebral así como cardiopatías congénitas.

El cerebro fetal no queda mejor parado ya que no posee la madurez del de un adulto. El daño depende del estado del embarazo en el que se encuentre pero, si se produce en un periodo crítico del desarrollo, se pueden dar malformaciones importantes. Entre el 80 y el 90% de los casos se puede producir retraso mental, observándose en estos niños disminución de las circunvoluciones cerebrales y atrofia cerebral. También se pueden observar problemas de comportamiento como irritabilidad en el lactante, hiperactividad en el niño y trastornos psicosociales en el adulto.

Dependiendo del trimestre, los efectos son diversos, en este sentido, a la exposición del alcohol en el primer trimestre se le relaciona con anomalías somáticas a nivel de la cara y de las órbitas oculares, en el segundo y tercer trimestre con disminución del crecimiento cerebral y alteraciones neuroconductales y retraso en el crecimiento.

EFECTOS DEL TABACO

Actualmente, un 18% de mujeres en los países desarrollados fuma. En los países en vías de desarrollo un 8%. Por desgracia, muchas de ellas fuman cuando están embarazadas. Se considera que la nicotina y el monóxido de carbono pueden afectar al desarrollo del embarazo ya que podría reducir la cantidad de oxígeno que recibe el bebé. Se calcula que los niños nacidos de madres fumadoras pesan un promedio de 200 gramos menos.

El consumo de tabaco duplica el riesgo de que el bebé nazca con bajo peso. Un peso deficiente del bebé puede ser el resultado del desarrollo insuficiente del feto en el útero, parto prematuro o ambas cosas.

Fumar durante el embarazo puede duplicar el riesgo de producir complicaciones en la placenta. Estas complicaciones pueden ser placenta previa, que es una complicación del embarazo en la cual la placenta crece en la parte más baja de la matriz (útero) y cubre todo o parte de la abertura hacia el cuello uterino y desprendimiento de placenta en el que la placenta se separa de la pared uterina antes del parto.

También se puede dar el caso en embarazos de mujeres fumadoras de rotura prematura de la bolsa, el saco que contiene al bebé. En este caso puede dar como resultado un bebé prematuro.

La exposición al humo del tabaco por mujeres no fumadoras también influye en las probabilidades del bajo peso del bebé. Una vez nacido en contacto con el humo del tabaco se pueden dar complicaciones como síndrome de muerte súbita del lactante, bronquitis, neumonía o incluso mayor riesgo de desarrollar asma.

La mujeres que decidan tener un hijo deben conocer los efectos del consumo de estas sustancias para así evitar estar expuestas y no ocasionar perjuicios al recién nacido.

1 Comentario

  1. xfggf dice:

    que buena informacion

Deja un comentario

Compártelo

Encuesta

¿Aceptarías una inseminación artificial con semen de donante?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...

Temas relacionados en el foro

Ver foro