Revista y comunidad líder de fertilidad.
Contacto | Equipo | Estadísticas | Publicidad

Trastornos mentales y embarazo

Teresa Rubio Asensio
Teresa Rubio Asensio
Especialista en Reproducción Asistida
Actualizado: 26/02/2011

El embarazo para la mujer supone un rápido cambio tanto a nivel biológico como a nivel psicológico, social y emocional ya que, en pocos meses, tienen lugar una serie de cambios físicos importantes (ganancia de peso, ensanchamiento de caderas, crecimiento de senos, etc.) y cambios hormonales que pueden afectar, en cierta manera, a la conducta de la mujer.

Así pues, el embarazo puede convertirse a veces en un acontecimiento estresante para la mujer que puede desencadenar la aparición de nuevos trastornos psiquiátricos o bien realzar aquellos ya preexistentes.

Un 10% de las mujeres que dan a luz presentan un episodio de depresión postparto y un 0,1% presenta una psicosis puerperal. La depresión durante el embarazo es un elevado factor de riesgo que puede inducir a padecer una depresión en el postparto.

Nos centraremos en trastornos mentales como ansiedad, esquizofrenia, trastornos alimenticios y el trastorno bipolar. Destacar que, en todos estos trastornos, es importante un asesoramiento y planificación del embarazo para intentar que éste llegue en un momento de equilibrio y estabilidad clínica para la paciente.

En cualquier trastorno donde se reciba tratamiento con fármacos está desaconsejada la lactancia materna ya que éstos se excretan por la leche materna.

TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO (TOC)

El TOC es una enfermedad crónica que puede comenzar en el embarazo o bien empeorar durante éste. Casi el 52% de mujeres con este trastorno lo inician en el embarazo.

El tratamiento de estos trastornos se realiza con psicoterapias y/o psicofármacos, la primera elección es la psicoterapia cognitiva-conductual y en los casos más graves se recurre a antidepresivos pero en dosis bajas para minimizar los riesgos para el bebé.

Para poder reducir la dosis o bien tratar sólo los dos últimos trimestres, lo más competente es planificar el embarazo cuando la mujer tenga un período estable clínicamente. Tanto la ansiedad persistente sin tratar como los antidepresivos se relacionan con el parto prematuro, así que hay que encontrar el equilibrio entre ambos para que el embarazo evolucione lo mejor posible.

ESQUIZOFRENIA

La eficacia de los antipsicóticos atípicos y neurolépticos ha permitido en las últimas décadas un aumento del índice de embarazos en mujeres con esquizofrenia igualando así la tasa de fertilidad con la población en general.

En pacientes psicóticas crónicas los embarazos se consideran de alto riesgo por las complicaciones obstétricas asociadas y por el peor desarrollo fetal (malformaciones fetales, retraso del crecimiento, prematuridad, cesáreas, etc.)

Antes de quedarse embarazada, la mujer que padece de esquizofrenia debe plantearse las responsabilidades que conlleva porque, aunque el embarazo no repercute negativamente en la enfermedad, sí que hay un mayor número de recaídas en el postparto.

No se conoce bien cómo las drogas antipsicóticas influyen en el feto pero hay que intentar bajar la dosis durante el embarazo para minimizar riesgos de abortos espontáneos, malformaciones, retardo del crecimiento uterino, síndrome de abstinencia, etc. El periodo de mayor riesgo para el feto son las 12 primeras semanas.

TRASTORNOS ALIMENTARIOS

Los trastornos de la conducta alimenticia (TCA), puesto que, principalmente, se desarrollan en la edad fértil de la mujer se relacionan estrechamente con la fertilidad. Entre ellos se encuentra la anorexia, un 11% de adolescentes y jóvenes la padecen, y la bulimia que afecta todavía a más mujeres (11-13%).

La anorexia se asocia generalmente a una amenorrea y por ello, es más difícil conseguir un embarazo; en el caso de la bulimia la fertilidad no se ve alterada aunque las reglas son más irregulares.

Es importante detectar si existe algún trastorno alimenticio en aquellas mujeres con alteraciones menstruales ya que éste puede ser la causa de su esterilidad.

Las embarazadas anoréxicas presentan normalmente más anemia, preeclampsia o hipertensión gestacional. En cuanto al feto, éste coge menos peso y se asocia a morbilidad fetal y neonatal.

En las embarazadas bulímicas, los síntomas mejoran durante el embarazo aunque un tercio sufre depresión postparto. El peso de los bebés es mayor pero pueden presentar paladar hedido o labio leporino.

TRASTORNO BIPOLAR (TB)

Conocido antiguamente como psicosis maníaco-depresiva, es un trastorno que se caracteriza por presentar elevados episodios depresivos y/o maníacos donde a veces interfieren otros con un excesivo estado anímico como de euforia, los cambios anímicos en estas personas son muy acentuados.

El embarazo en estas mujeres está desaconsejado normalmente por el elevado riesgo teratogénico de los tratamientos profilácticos y porque, sin tratamiento, estas mujeres tienen un alto riesgo de recaída.

Si la mujer se queda embarazada existe en el puerperio una alta incidencia de descompensaciones maníacas (impulsividad, temeridad, cambio bruscos de ánimo, hiperactividad, depresión, falta de cuidados al bebé, etc.), en el postparto el número de ingresos hospitalarios aumenta el doble. Estas recaídas (20-50% en el postparto) son peligrosas para la madre y el feto ya que requieren hospitalización y altas dosis de fármacos.

El apoyo familiar y social en estas mujeres es importante para evitar las recaídas.

Hay valorar en cada mujer la interrupción o no del tratamiento antes del embarazo, si éste se retira debe ser de forma lenta, también hay que avisar a la mujer embarazada o que desee embarazo el riesgo que conlleva la toma de litio y/o anticonvulsivantes, ya que tienen un alto poder teratógeno para el feto y pueden ocasionar malformaciones fetales. La exposición prenatal al litio durante el primer trimestre se asocia con un mayor riesgo de enfermedad de Ebstein.

PUBLICIDAD

2 Comentarios

  1. gabriela dice:

    hola me llamo Gabriela tengo 38 años soy bipolar debido a depresion postparto y quiero tener otro bebe por fertilizacion asistida creo que para mi seria la solucion necesito un consejo constructivo.gracias

  2. Miriam dice:

    Hola Gabriela: nosé como darte un consejo, sí puedo contarte mi experiencia. Sufro de trastorno de ansiedad generalizada, tomo antidepresivos y ansiolíticos desde que nació mi primer hija. Con mi esposo decidimos no tener más hijos debido a que el psiquiatra estaba totalmente en contra. Mi situación parecía estable por eso no quería correr riesgos. Pero como son las cosas ocho años después quedé embarazada. Hubo que reducir la medicación lo más posible, fue un embarazo complicado. No pude darle pecho porque no pude sobrellevar la depresión posparto y tuve que empezar el tratamiento de cero. Pero tengo un gordo hermoso de siete meses, gracias a Dios sano, y la sigo peleando. Besos.

Deja un comentario

Compártelo

Cupones descuento

Reproducción Asistida.ORG recopila para ti los mejores descuentos en clínicas:
Ver más descuentos

En el foro

Ver foro

Encuestas

¿Te parecería bien que se aprobara la gestación subrogada en España?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...
Descuentos pulsa para desplegar
¿Te ayudamos?
Descuentos en tratamientos.
Resolvemos tus dudas.