Revista y comunidad líder de fertilidad.

Vacuolas en espermatozoides

Teresa Rubio Asensio
Teresa Rubio Asensio
Especialista en Reproducción Asistida
Actualizado: 31/07/2011

Grandes vacuolas observadas en espermatozoides móviles bajo grandes aumentos: huellas nucleares relacionadas con fallos en la condensación de la cromatina.

Se puede mejorar la capacidad de desarrollo e implantación de un embrión si se selecciona para microinyectar un espermatozoide sin vacuolas en la cabeza. Sin embargo, todavía no se han estudiado completamente la naturaleza de las grandes vacuolas. En este estudio vamos a ver si esas vacuolas tienen un origen nuclear, de membrana o provienen del acrosoma.

Se estudian 15 pacientes estériles usando un microscopio de contraste con un aumento de 10.000 x, se seleccionan de cada pareja 30 espermatozoides normales y otros 30 con grandes vacuolas en la cabeza que ocupan más de 25% del área de la cabeza. En total, se estudian 450 espermatozoides normales (“top”) y 450 vacuolados.

La tasa de cromatina no condensada fue mayor en los espermatozoides vacuolados que en los normales (36,2% frente 7,6%). No obstante, ambos tuvieron similares tasas de fragmentación de ADN y de aneuploidías.

Con estos resultados se sugiere que la aparición de vacuolas tiene un origen nuclear, son una huella relacionada con fallos en la condensación de cromatina.

F. Boitrelle 1,2, F. Ferfouri 1,2 , J.M. Petit 3, D. Segretain 3, C. Tourain 3, M. Bergere 1,2, M. Bailly 1, F. Vialard 1,2, M. Albert 1,2, and J. Selva 1,2

1 Department of Reproductive biology, Cytogenetics and Gynecology, Hospital of Poissy, CHIPS, Poissy 78303, France
2 EA 2493, University of Medicine and Science, Versailles-Saint-Quentin en Yvelines 78000, France
3 Department of Microscopy SCM, University of Medicine and Science, Paris V 75006, France

La calidad de los espermatozoides usados en la microinyección (ICSI) afecta a la fertilización, al desarrollo y calidad de los embriones y por tanto, a las tasas de implantación y embarazo.

Gracias a los nuevos avances en reproducción se pueden observar los espermatozoides a un gran aumento microscópico (6000-10000x) con el fin de seleccionar aquellos con mejor morfología y sin presencia de grandes vacuolas.

Estos espermatozoides sin vacuolas o con menos de dos vacuolas pequeñas están relacionados con mejores tasas de formación de blastocistos, implantación y embarazo.

Las vacuolas espermáticas pueden ser huellas de algún defecto o anomalía en el proceso de espermatogénesis o maduración espermática, éstas pueden causar deficiencias funcionales como fallos en la condensación de la cromatina, daños en el DNA, acrosomas pequeños o inmadurez de la membrana plasmática de los espermatozoides.

Gracias al examen de la morfología de las organelas de los espermatozoides móviles (MSOME) bajo microscopio de gran aumento, se seleccionarán en este estudio espermatozoides normales y con vacuolas para compararlos nuclearmente y estudiar la naturaleza de esas vacuolas.

Se ha sugerido que introducir mediante la microinyección el acrosoma dentro del ovocito puede ser perjudicial para el desarrollo embrionario. Con este estudio, se examinarán mediante una novedosa técnica tridimensional (3D) imágenes del acrosoma y del núcleo de espermatozoides con y sin vacuolas.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se estudian 15 hombres estériles con cariotipo normal y diferentes tipos de muestras seminales, según los nuevos criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los criterios de Kruger`s para morfología espermática (terarozoospermia, menos del 15% espermatozoides normales).

Se clasificaron cinco hombres con parámetros seminales normales, cinco con oligoastenozoospermia y otros cinco sólo con teratozoospermia.

Se prepararon las muestras para la selección de los espermatozoides bajo gran aumento (10000x) y su posterior evaluación nuclear. Se seleccionaron 2 tipos de espermatozoides móviles para cada paciente:

Espermatozoides “top” (n=30), son normales y móviles, sobre todo con una forma y un tamaño normal de cabeza.

Espermatozoides “vacuolados” (n=30), se diferencian de los “top” por la presencia de una gran vacuola en la cabeza que ocupa más del 25% de la misma.

Todos estos espermatozoides se examinaron mediante un procedimiento triple que incluye el test TUNEL y FISH para los cromosomas X, Y y 18. Se evaluó la condensación de cromatina, la fragmentación de DNA.

También, se evaluó la integridad de la membrana plasmática mediante AFM (microscopio de barrido de alta resolución) y para ello, se seleccionaron 10 espermatozoides top y 10 vacuolados de cada paciente.

La evaluación morfológica del núcleo y del acrosoma se llevó a cabo mediante microscopio 3D. Esta técnica se usó para 5 de los 15 pacientes y se estudiaron de cada paciente 20 espermatozoides normales y 20 vacuolados.

RESULTADOS

En todos los pacientes, la tasa de cromatina no condensada fue significativamente menor en los espermatozoides normales (“top”) que en los espermatozoides vacuolados, 7,6% frente a 36,2% respectivamente. La tasa de cromatina parcialmente no condensada también fue menor en los espermatozoides normales que en los vacuolados (4,7 vs 26,9 %).

No hubo diferencias significativas en la tasa de fragmentación del ADN espermático entre los dos tipos de espermatozoides, 0,7% normales y 0,4% vacuolados. Ni tampoco hubo diferencias significativas en la tasa de aneuploidías, 1,1% espermatozoides normales frente a 2,1% en los espermatozoides vaculoados, no influyeron en esta tasa los parámetros seminales anormales.

Se obtuvieron 250 espermatozoides con anomalías nucleares, de los cuales el 92,2% (189) tuvieron una sola anomalía nuclear, fallos en la condensación de la cromatina (184) o fragmentación del DNA (2) o aneuploidías (3) y el 7,8% (16) tuvieron 2 anomalías nucleares de las citadas al mismo tiempo.

Aunque no existe relación entre ninguna de las tres anomalías, la mayoría de los espermatozoides aneuploides presentaron fallos en la condensación de la cromatina.

Las imágenes de la membrana plasmática mediante AFM fueron homogéneas para todos los espermatozoides y en la reconstrucción tridimensional para la valoración del núcleo y el acrosoma, todas las imágenes fueron también homogéneas. Todas las áreas de los núcleos contenían DNA, en los 100 espermatozoides vacuolados el núcleo presentaba una concavidad en el lugar de la vacuola pero el acrosoma y la membrana acrosomal estaban intactos.

DISCUSIÓN

Existen diferentes tipos de vacuolas, según diferentes autores, algunos las diferencias según tamaño y número y otros sólo distinguen entre vacuolas grandes y pequeñas.

En nuestro estudio se incluyen pacientes con diferentes muestras de semen, con varias proporciones de espermatozoides normales y vacuolados, diferentes tipos de vacuolas y diferentes tipos de movilidad.

Varias son las causas que pueden generar estas vacuolas, entre ellas la presión ejercida por estructuras vecinas que presionan el núcleo durante su maduración o elongación.

En la mayoría de los casos, la presencia de vacuolas estuvo asociada a fallos completos o parciales en la condensación de la cromatina, así pues, su naturaleza sería nuclear. La tasa de cromatina no condensada fue mayor en los espermatozoides vacuolados que en los espermatozoides normales.

La hipótesis de este estudio es que la microinyección con espermatozoides con grandes vacuolas puede afectar a la tasa de fertilización y perjudicar el desarrollo embrionario e implantación.

El uso de microscopía con grandes aumentos (IMSI) puede ayudar a seleccionar espermatozoides no vacuolados para mejorar las tasas de embarazo, en pacientes con un alto grado de espermatozoides con cromatina no condensada.

PUBLICIDAD

Compártelo

Índice

Descuentos

33% ahorro
Destacado
34% ahorro

Artículos

Descuentos

En el foro

Ver foro

Encuestas

¿Aceptarías una inseminación artificial con semen de donante?

[Ver Resultados]

Loading ... Loading ...

Facebook

Últimos Tweets