En la semana 31 es posible que resulte complicado conciliar el sueño, utiliza almohadas y la postura más adecuada es acostada sobre el lado izquierdo, para que el peso del bebé no recargue tu espalda ni dificulte el riego sanguíneo.

Puedes leer el artículo completo en:    381

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar