Consumir alcohol durante el embarazo

El consumo de alcohol durante el embarazo es perjudicial tanto para la madre como para el feto. El alcohol afecta a todas las etapas del embarazo y el daño que ocasiona se relaciona con el tiempo y la cantidad de alcohol ingerida.

Las consecuencias más comunes en las embarazadas que ingieren alcohol son aumento del riesgo de aborto espontáneo, parto prematuro y anormalidades en el crecimiento del feto.

El Ministerio de Sanidad y Política Social está realizando una campaña de comunicación para concienciar a las mujeres, sobre todo a las embarazadas, de que el consumo de alcohol durante el embarazo afecta negativamente al feto que puede llegar, incluso, a desarrollar el Síndrome de Alcoholismo Fetal (FAS).

Puedes leer el artículo completo en:    45

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar