Un estudio revela que ir en bicicleta afecta a la calidad del semen

Un estudio ha determinado que ir más de 300 kilómetros en bicicleta por semana afecta a la morfología de los espermatozoides. La investigación se realizó con la participación de 15 deportistas que llevan a cabo pruebas deportivas y de resistencia física.

29 junio 2009

Por lo general se suele creer que el ir en bicicleta es totalmente favorable para la salud, sin embargo, un estudio en el que se ha contado con la colaboración de triatletas ha comprobado que el tener un recorrido mayor a 300 km por semana afecta negativamente la morfología de los espermatozoides, disminuyendo la calidad del semen. Concretamente afecta a la morfología de la cabeza, el cuerpo basal y la cola de los espermatozoides debido probablemente a la irritación y la compresión de los testículos al rozar el sillín o al calor que se genera en esta zona por la ropa apretada, el sobreesfuerzo físico y la opresión contra el sillín.

El marco donde se informó de estas conclusiones en una práctica deportiva tan extendida como saludable ha sido la 25 Conferencia de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE), que durante los últimos días del mes de junio se llevó a cabo en la capital de Holanda, Ámsterdam, y en donde los resultados expresados acerca de la relación entre la calidad del esperma y el ir en bicicleta han sorprendido a muchas personas.

La encargada de dirigir la investigación ha sido Diana Vaamonde, doctora que pertenece al Departamento de Ciencias Morfológicas de la Universidad de Córdoba, en donde, junto a sus compañeros de investigación decidió seguir este camino para su estudio después de determinar que la calidad del semen, así como ciertas alteraciones hormonales, tenían un vínculo directo con los ejercicios deportivos y también de resistencia que suelen practicar muchas personas.

Para realizar esta investigación se contó con la participación de 15 triatletas, cuya edad media era de 33 años, y que además se mantenían activos a través de pruebas a nivel internacional. Al finalizar el estudio Vaamonde afirmó: “Creemos que otros atletas que practiquen el ciclismo de forma similar tendrán el mismo problema”, pero después agregó que no es necesario preocuparse mucho ja que esto sólo afecta a aquellos que van en bicicleta más de 300 km a la semana.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar