Antibióticos y asma en niños

Por (embrióloga).
Actualizado el 27/01/2011

Consumo de antibióticos en bebés y niños y su relación con el asma.

Los antibióticos deben ingerirse bajo prescripción médica y el tiempo que el especialista indique, pero si la persona que va a tomarlos posee menos de seis meses hay que valorar exhaustivamente su estado de salud puesto que parece que, si se ingieren antibióticos durante los seis primeros meses de vida, el sistema inmune no adquiere su máxima capacidad pudiendo desarrollar con una alta probabilidad algún tipo de enfermedad respiratoria como el asma.

En un artículo reciente de la revista American Journal of Epidemiology se ha lanzado una idea que, si no se pone en práctica, al menos debería tenerse en cuenta siempre por el bien de los pequeños de la casa.

Síguenos en Instagram

Según este escrito, una exposición temprana durante los 6 primeros meses de vida a sustancias médicas como los antibióticos puede estar directamente relacionado con el desarrollo de asma en el infante al cumplir los 6 años.

Este estudio se ha llevado a cabo por la doctora Kari Risnes, del Hospital Universitario St. Olav, en Noruega junto a otros investigadores de la Universidad de Yale. Risnes ha seguido la trayectoria de 1.400 niños durante sus seis primeros años de vida, llegando a la conclusión de que los niños que habían ingerido antibióticos durante esos años tenían un 50% de probabilidad mayor de contraer este tipo de enfermedad pulmonar.

En todo este proceso, también tiene mucho que ver la higiene del propio bebé, puesto que parece que cuanto más expuestos estén a microbios y otro tipo de sustancias patógenas de bajo riesgo, más endurecen su sistema inmune consiguiendo a largo plazo una mejor salud que si esto no ocurre. Los antibióticos de forma tan temprana lo único que hacen es estropear aún más el sistema inmune que sigue generándose a esa edad por lo que si pueden evitarse, mejor que mejor.

A pesar de todo esto, muchas de las madres que entraron en el estudio, sólo saben por recuerdos si les dieron o no antibióticos por ello, los resultados del estudio deben tenerse en cuenta pero tampoco aplicarlo de forma tajante.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Laura Gil Aliaga
Laura Gil Aliaga
Embrióloga
Licenciada en Biología y Bioquímica por la Universidad Miguel Hernández de Elche y la Universidad de Alicante (UA). Máster Universitario en Biología de la Reproducción Humana Asistida. Embrióloga en clínica UR Vistahermosa (Alicante) Más sobre Laura Gil Aliaga

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.