Anticonceptivos orales y fertilidad

Los anticonceptivos orales son grandes aliados para planificar el mejor momento para llevar un embarazo. En la actualidad hay diversos tipos de métodos anticonceptivos ideados a este efecto. Pero qué ocurre en el momento en el que decidimos buscar la paternidad. ¿Qué consecuencias tiene la anticoncepción previa en la fertilidad?

Los métodos anticonceptivos llamados hormonales modifican la actividad del ovario, impidiendo que se ovule y evitándose la fecundación de un ovocito en las relaciones sexuales.

Existen ciertas ideas erróneas sobre la alteración de la fertilidad tras haber hecho uso de la píldora anticonceptiva de forma prolongada. FIV Recoletos nos ayuda a saber más sobre estos. Son mitos que es preciso desmentir de forma categórica porque no se ha demostrado un efecto nocivo en la fertilidad de la mujer con el uso de la píldora, sino que incluso algunos anticonceptivos pueden reducir los efectos de ciertas enfermedades asociadas a infertilidad.

Los métodos anticonceptivos hormonales se dividen en dos grandes grupos:

  • Los anticonceptivos hormonales combinados, que contienen las dos hormonas sexuales principales (estrógeno y progestágeno), y que emulan el comportamiento natural del ovario, aunque variando las concentraciones hormonales para evitar la ovulación. La presentación de estos métodos son píldoras mensuales, inyecciones mensuales (AHC inyectable), parches dérmicos y el anillo vaginal.
  • Los otros tipos de anticonceptivos sólo tienen una hormona sexual, progestágeno, y su eficacia parece ser algo menor que los de la píldora combinada; aunque son una buena elección en los casos en los que por indicación médica la mujer no puede tomar estrógenos o bien busca minimizar los efectos secundarios que se asocian a los estrógenos. Los formatos de estos anticonceptivos son la minipíldora, las inyecciones trimestrales y los implantes subcutáneos, que tienen efecto hasta 3 años desde su implantación.

Anticonceptivos y efecto fertilidad

Actuación de los anticonceptivos en fertilidad

Los anticonceptivos suministran artificialmente las hormonas que produce el ovario. Se engaña al control ovárico y no se envían las señales para madurar los óvulos, con lo que se impide la ovulación y se evita así el embarazo.

Una vez se dejan los anticonceptivos, deja de inhibirse la ovulación y los ovarios vuelven a funcionar normalmente al cabo de un tiempo, aunque la menstruación puede retrasarse algunos meses en volver. Al cesar los anticonceptivos orales combinados la frecuencia menstrual habitual se retoma en dos o tres meses. FIV Recoletos nos aclara que en el caso de los anticonceptivos sólo progestágeno esta recuperación de la regla y de la fertilidad puede tardar un poco más en estabilizarse.

La fertilidad de la mujer al dejar la píldora dependerá de la edad de la mujer, y de cómo fuese su ciclo menstrual antes de los anticonceptivos. La píldora ni ningún método altera la fertilidad, y cuando se dejan se retorna al patrón menstrual de antes de comenzar los anticonceptivos. Si existían ciclos irregulares, que han sido regulados por las pastillas, al dejarlas se volverá a su comportamiento original.

Por ende, la toma de anticonceptivos puede retrasar ligeramente la concepción en la búsqueda de un embarazo, pero las tasas de fertilidad se normalizan en el primer año. La píldora puede además ayudar a mejorar los síntomas de enfermedades como la endometriosis o los quistes ováricos, y reducir el cáncer de ovario y de útero. Se ha demostrado que la píldora puede reducir infecciones del tracto genial, asociadas a obstrucción de las Trompas de Falopio y no limitar la fertilidad, sino favorecerla en última instancia.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar