Anticonceptivos para hombres

Comúnmente, a excepción del preservativo y la vasectomía, la anticoncepción es cosa de la mujer. Sin embargo, son varias las opciones que tienen los hombres para poder disfrutar de sus relaciones sexuales sin el miedo al posible embarazo.

El preservativo y la vasectomía son los métodos anticonceptivos masculinos más extendidos y, hasta ahora, los únicos con resultados efectivos. Pero la ciencia avanza y ofrece nuevas alternativas eficaces en cuanto a anticoncepción en el hombre. A continuación los profesionales de FIV-Recoletos os presentan todas las opciones que existen en esta materia.

Evitar el embarazo

El preservativo

Clásico y mundialmente conocido y empleado. Colocado correctamente, su efectividad se sitúa en torno al 97%. Se trata del único método anticonceptivo en hombres que además protege de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Se puede emplear tanto para el sexo vaginal como el oral y/o anal y se debe utilizar uno por cada acto sexual. Actualmente existe gran variedad de tipos, olores y sabores e incluso de diferentes materiales para personas con alergias concretas como el látex.

La vasectomía

Se trata de una práctica quirúrgica que consiste en cortar con una pequeña escisión los conductos por los que circulan los espermatozoides desde el testículo hasta el pene. Es el método más eficaz pero se debe estar muy seguro de elegirlo como la opción anticonceptiva ya que es permanente y definitivo. No obstante, mediante reproducción asistida se podría volver a tener hijos mediante una biopsia testicular.

Las píldoras

Es el método más futurista. Todavía no se está comercializando aunque su llegada está cerca. Se investigan varios mecanismos como la acción hormonal, semejante a la píldora femenina, o acciones químicas que debilitan el espermatozoide, evitando que llegue hasta el óvulo.

Píldoras anticonceptivas masculinas

Parches y gen aplicados en la piel

Actualmente continúan las investigaciones en anticonceptivos masculinos de uso tópico. Se basan en la alteración de la producción de los espermatozoides por medio de acción hormonal. Existen diferentes vías de aplicación, y en el caso del gel se debe evitar el contacto con otras personas para una exposición involuntaria.

Inyecciones e implantes en el brazo

Otra de las opciones que la ciencia está estudiando son las inyecciones e implantes de hormonas, parecidos a los utilizados en mujeres, de aplicación periódica. Al igual que los anteriores, su función es alterar la producción espermática.

Inhibición reversible del esperma

Se trata de una vasectomía reversible. En los estudios actuales muestra una elevada efectividad y muy pocos efectos segundarios. El RISUG, que es como se le llama por sus siglas en inglés, consiste en inyectar una sustancia química que recubre el interior del conducto deferente e inactiva el esperma a su paso. Es reversible, ya que cabe la posibilidad de “reactivar” los espermatozoides mediante otra inyección química.

Estos son los métodos que propone Fiv-Recoletos a los hombres que desean evitar el embarazo. Algunas de estas alternativas ya son posibles hoy en día, otras continúan en estudio y a día de hoy parecen ciencia-ficción. Sin embargo todas ellas son una muestra de que la anticoncepción no es solo cosa de mujeres.

2 comentarios

  1. usuario
    Mariana SUARSO

    ¿Existe alguna clínica en donde el RISUG, sea más que un sueño?

  2. usuario
    Rosana Sanchez

    Estoy alucinando, no sabía que existían otras opciones además del preservativo para los hombres. Yo tomo la píldora anticonceptiva desde hace casi un año pero me sienta bastante mal y me esta alterando las menstruaciones. Quizá me la deje y escoja alguna de las opciones para mi novio. Las que se están estudiando serán lo mejor. Espero que lleguen pronto y sean efectivas, jajaja. Un saludo

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar