Antiepilépticos y riesgo para el embarazo

Relacionan medicamentos para la epilepsia (antiepilépticos) con riesgo para el embarazo.

Según, un equipo de la Universidad de Bergen, Noruega, las mujeres epilépticas tienen mayor probabilidad de tener riesgos en el embarazo. Éstos están relacionados, además de su dolencia, con los medicamentos que toman para la epilepsia durante la gestación.

La epilepsia es un trastorno por el que la persona que la padece puede tener convulsiones o movimientos incontrolados de forma repetida, provocado por el aumento de la actividad eléctrica en las neuronas (células nerviosas).

Aquellas mujeres que padecen la enfermedad pueden presentar complicaciones en el embarazo como la preeclampsia, afección en la cual se presenta hipertensión y proteína en la orina.

El equipo de la Universidad de Bergen, observó que las mujeres con epilepsia eran 2 veces más propensas que el grupo de control a tener preeclampsia. También, el riesgo a sufrir sangrado era evidente (3,8 veces más que el grupo control), así como de tener un parto adelantado (casi 6 veces más), necesidad de cesárea o parto inducido (1,8 veces más) y tener bebé con malformaciones (6,5 veces más).

Se analizaron riesgos de grupo de mujeres embarazadas con epilepsia que estaban tomando antiepilépticos y grupo que no estaban tomando tales medicaciones. En aquellas que tomaban la medicación se mantenía el riesgo a tener las complicaciones ya mencionadas.

Las que tomaban los fármacos tenían mayor porcentaje de tener preeclampsia grave, mayor riesgo de tener parto inducido y una cesárea urgente.

La autora del estudio, la doctora Ingrid Borthen, señala que éste no prueba que los medicamentos causen complicaciones y que haya que dejar de tomarlos.

Autumn Klein, neuróloga de Brigham and Women´s Hospital, Boston, que no participó en el estudio indica que las mujeres epilépticas embarazadas deben tratarse de su dolencia, ya que las convulsiones pueden ser peligrosas para la madre y su bebé.

Los expertos recomiendan visitar con frecuencia al ginecólogo y neurólogo durante el embarazo para reducir el riesgo, ya que las convulsiones durante el mismo pueden producir lesión física, retraso en el desarrollo e incluso la muerte.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar