Argentina, nuevo destino para tratamientos de infertilidad

Por (embrióloga).
Actualizado el 24/02/2009

Los centros de reproducción asistida en Argentina ofrecen paquetes turísticos con tratamientos de fecundación in vitro que cuestan la mitad que en el resto de países.

20 de Febrero de 2009

El atractivo destino de Argentina para someterse a un tratamiento de reproducción asistida se debe a un menor coste económico, la profesionalidad de los especialistas y un vacío legal.

La cantidad de parejas extranjeras que viajan a Buenos Aires para combinar tratamientos de fecundación in vitro (FIV) con viajes turísticos por el país va en aumento. Por ello, los centros de reproducción asistida allí ubicados ofrecen ya paquetes de turismo y tratamiento de fertilidad que incluyen paseos a las cataratas del Iguazú o a los glaciares.

Las parejas viajan a Argentina porque los tratamientos allí valen la mitad que en el resto de los países, porque la medicina argentina es bastante reconocida, por el trato que brindan los médicos y muchas veces por el vacío legal, explica Fernando Neuspiller, director médico de la filial local del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), de España.

La devaluación del peso argentino a principios del 2002, en medio de una profunda crisis social y económica, hizo que el país diera el primer gran salto como destino para someterse a terapéuticas, entre ellas, tratamientos de esterilidad e infertilidad. A partir de ese momento, los precios se convirtieron en un factor de seducción para potenciales pacientes.

Los tratamientos de fecundación in vitro, la principal elección de las parejas extranjeras, cuestan en Argentina entre 3.000 y 4.000 dólares, la mitad o aún menos que en países desarrollados, según indican los especialistas.

Además, la profesionalidad y buen trato de los institutos argentinos es un punto a favor para las parejas procedentes de otros países, que deciden viajar, en especial de Europa, donde el 2% de los recién nacidos fueron concebidos por fecundación in vitro, según indican los datos de la Sociedad Europea de Embriología y Reproducción Humana (ESHRE).

La carencia de una ley sobre reproducción asistida en Argentina facilita prácticas que en otros países están prohibidas, como la congelación de embriones y la donación de óvulos, expone Susana Kopelman, subdirectora médica del Centro de Estudios en Ginecología y Reproducción (CEGyR). No obstante, considera necesario un marco de regulación que contemple las necesidades del paciente.

El atractivo turístico del país también es un factor a tener en cuenta y ha sido aprovechado por algunas instituciones, que combinan los cuidados médicos con los recorridos turísticos para las parejas, que suelen destinar unos diez días a los tratamientos de FIV.

Los directivos de centros de reproducción asistida en Argentina coinciden en que entre el 10 y el 20% de los pacientes extranjeros proceden de países de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, principalmente de España. Kopelman comenta que en estos países hay listas de espera para someterse a estos tratamientos, por lo que algunas parejas deciden viajar para lograr cuanto antes el embarazo.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.