Aspirina contra la preeclampsia

Por (bióloga y gestora científica).
Actualizado el 22/12/2012

Recientemente, se ha asociado la ingestión del fármaco ácido acetilsalicílico (comercialmente conocido como "Aspirina") con una disminución del 40% de la tasa de riesgo de sufrir preeclampsia y del 70% para el caso de preeclampsia grave. Se ha visto que la aspirina no influye en la aparición de la preeclampsia prematura y a término.

Si el estudio se realiza sobre una muestra pequeña de la población a la que se le administra una dosis baja de aspirina, no se observa disminución en el número de pacientes con preeclampsia, pero si se toma una muestra más grande de casos, se puede apreciar cómo, si se administra una dosis de aspirina de forma temprana en el tratamiento de las pacientes con preeclampsia, se previene tanto la preeclampsia como la forma grave de ésta.

Aún así, existe controversia acerca del efecto del popular fármaco, existiendo expertos a favor y en contra de su uso en la práctica diaria de las clínicas de fertilidad. La pregunta emergente es: ¿dónde se establece el umbral de riesgo para administrar algún tratamiento a las pacientes?

El objetivo de los investigadores es claro: conocer la influencia de la administración de aspirina en la aparición de preeclampsia y en el retraso del crecimiento intrauterino cuando se comparan mujeres con factores de riesgo conocidos en su embarazo y mujeres sin esos factores de riesgo. El resultado del estudio no mostró diferencia entre los grupos tratados con aspirina y placebo en cuanto a la aparición de la preeclampsia, la hipertensión gestacional, la preeclampsia temprana, la preeclampsia prematura, la preeclampsia grave, la baja talla para la edad gestacional o un diagnóstico grave.

Prevención temprana

Según los expertos, aunque los síntomas de la preeclampsia aparecen en estado avanzado del embarazo, el proceso de enfermedad comienza muy tempranamente y, a veces, se puede detectar en el estudio temprano del flujo arterial uterino con ultrasonido, aunque éste no supone un método muy preciso.

La conclusión del estudio, aunque preliminar, muestra que en estas mujeres, la administración de una dosis baja de aspirina (100 miligramos por día), es un enfoque efectivo y seguro para prevenir la preeclampsia y su forma grave cuando se utiliza antes o a partir de la semana 16 de embarazo en las mujeres que presentan factores de alto riesgo.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Mayra Rubio
Mayra Rubio
Bióloga y gestora científica
Licenciada en Biología, Bioquímica y Biología Molecular y Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV). Experiencia como técnico de laboratorio, bióloga de campo y técnico de análisis de datos genómicos. Gestión científica en diferentes centros hospitalarios. Más sobre Mayra Rubio

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.