Aumento del contagio de VPH

El VPH o Virus del Papiloma Humano, es uno de los más frecuentes del mundo, alrededor del 80% de las personas sexualmente activas están infectadas por él.

Hoy en día continúan los casos de VPH y lo que es peor, en aumento. Hecho que llevó a que en Madrid se reunieran más de 500 profesionales nacionales e internacionales con el objetivo de poner en común los últimos avances y experiencias en todos aquellos campos científicos que afectan a la salud de la mujer y por tanto hay que tener en cuenta la salud del hombre.

Debido a la ausencia del uso del preservativo en los últimos tiempos éste virus va pasando de mujeres a hombres a una velocidad elevada.

Enfermedades de transmisión sexual

El VPH se trata de una de las enfermedades de transmisión sexual o ETS que a veces son asintomáticas y pasan desapercibidas, y pueden tener graves consecuencias a largo plazo. Dentro del grupo de ETS, se encuentra VIH, gonorrea, herpes genital, sífilis…

¿Cómo se contagia?

Existen diversas formas entre las que se encuentra el contacto genital y anal, de no ser así, no se encontraría este tipo de virus en lesbianas o en hombres heterosexuales en los que aparece el virus intraanal, debido a las infecciones perianales (al introducir un dedo, un juguete tipo vibrador…).

Otra de las formas es mediante sexo oral. En cinco años el cáncer de garganta y boca, también conocido como el cáncer de cabeza y cuello, producido por el virus del papiloma humano (VPH) ha aumentado hasta casi un 10 por ciento.

Virus del Papiloma Humano

La conclusión a la que se llevó a cabo en dicho encuentro fue la de extender la vacunación de VPH a la población masculina ya que:

  • No suele ser diagnosticado precozmente. Es una infección de los tejidos que no presenta síntomas, tiene un alto potencial de convertirse, a largo plazo, en un carcinoma, el 50% del cáncer de pene esta asociado a esta patología.
  • La vacunación masculina se complementaría el efecto protector que ofrece en las mujeres.

Aunque esta vacuna en la población masculina no entre dentro de las recomendaciones públicas ni en el campo de la seguridad social, eso no significa que no pueda ser incluida en la práctica clínica o que no sea eficaz. En suma, no tiene ni edad, ni sexo, ni momentos más adecuados, esta vacuna es eficaz, tanto en el ámbito de la prevención, como después de los tratamientos, incluso cuando éstos son quirúrgicos.

Se prevé que este porcentaje aumentará en los próximos años porque, aunque la gente fuma y bebe menos, crecen las migraciones de Suramérica, donde hay mayor prevalencia del virus, y por una “mayor promiscuidad” y de parejas sexuales. De manera que si quitamos la base de la infección se deberían acabar estos tumores y por ello es necesario la vacunación también de la población masculina.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar