El incremento de partos prematuros a nivel mundial esta generando un problema de salud pública importante. Se sabe que cuanto mayor es la prematurez, menor es la posibilidad del bebé de sobrevivir o, en caso de sobrevivir, mayores son los problemas de salud que presentará.

Los bebés que nacen prematuros tendrán mayores riesgos de sufrir problemas cerebrales, neurológicos, respiratorios y digestivos. También según un reciente estudio, pueden sufrir un retraso en su desarrollo y tener problemas de aprendizaje en la niñez.

Es por ello por lo que se ha generado en los hospitales españoles un programa en el que se realiza un control de los niños prematuros hasta que cumplen los siete años.

Puedes leer el artículo completo en:    30

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar