Beneficios de la lactancia materna

La leche materna se considera el mejor alimento para los recién nacidos e infantes. La lactancia tiene ventajas tanto para la madre como para el bebé. Proporciona una nutrición ideal y una vinculación muy especial de la que muchas madres disfrutan enormemente.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Protege contra infecciones

La leche materna es especialmente beneficiosa para los bebés prematuros. Sus componentes ayudan a disminuir la incidencia de muchos trastornos, incluyendo:

  • infecciones respiratorias y de oído
  • meningitis
  • diarrea y estreñimiento

En conjunto, los bebés amamantados tienen menos infecciones y se hospitalizan menos que los alimentados con leche artificial.

Nutritiva

Los componentes de la leche materna son fácilmente digeribles y asimilables por el sistema digestivo, todavía inmaduro, del recién nacido. Contiene toda el agua, proteínas grasas, vitaminas y minerales que el bebé necesita. Además tiene propiedades inmunitarias y probióticas.

Ahorro

La leche materna es gratis. Que el bebé enferme menos implica menos visitas a la consulta del pediatra, lo que significa un menor gasto en transporte, medicamentos, tiempo, etc. Asimismo, las mujeres que amamantan a sus hijos tienen que faltar menos al trabajo para cuidarlos cuando enferman.

Siempre disponible

Sin tener que hacer carreras de última hora al supermercado, la leche materna siempre está disponible y lista para tomar. Y tampoco hace falta calentar biberones a media noche. Así a estas madres les resulta más fácil salir de casa con sus bebés sabiendo que podrán alimentarlos cuando tengan hambre.

    Sabores diferentes

    La leche cambia de sabor según la alimentación de la madre. Esto permite que los bebés amamantados puedan probar diferentes sabores. También cambia de composición a lo largo del período de lactancia adecuándose a las necesidades del recién nacido.

    Vínculo materno

    Muchas madres disfrutan enormemente al dar el pecho ya que durante la lactancia se segrega oxitocina, una hormona estimulante. Además el contacto directo fortalece el vínculo emocional que se establece entre madre e hijo.

    Salud de la mamá

    La madre gana seguridad al saber que su pequeño está bien cuidado. También quema calorías y ayuda a que el útero se encoja tras el parto, de modo que recupera antes la figura y pierde peso más deprisa. Así mismo, los estudios muestran que la lactancia materna ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama y también es posible que ayude a reducir el riesgo de cáncer de útero y de ovarios.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar