Por Neus Ferrando (embrióloga).
Actualizado el 03/05/2010

Cáncer de mama asociado al embarazo

En un reciente estudio publicado en la revista Nature se desprende que el aumento de células madre durante el embarazo podría ser la causa de un mayor número de casos de cáncer de mama durante la gestación.

Los científicos que han publicado este estudio lo han experimentado en ratones; en los cuales, el aumento de células madre mamarias se regula por la señal de las hormonas esteroideas.

El cáncer de mama es una de las mayores causas de mortandad en el mundo, consiste en un crecimiento anormal y descontrolado de células con genes mutados (células cancerígenas). La enfermedad puede activarse debido a la mala alimentación y a factores ambientales.

En medicina, el cáncer de mama se conoce con el nombre de carcinoma de mama y es una neoplasia maligna que tiene su origen en la proliferación acelerada e incontrolada de células que tapizan, en el 90% de los casos, el interior de los conductos que, durante la lactancia, llevan la leche materna desde los acinos glandulares, donde se produce, hasta los conductos galatóforos, situados detrás de la areola y el pezón, donde se acumula en espera de salir al exterior.

En el desarrollo de la mayoría de los casos de cáncer de mama tienen un papel fundamental las hormonas, en especial los estrógenos. Según los investigadores, esto podría explicar el creciente aumento de este tipo de cáncer en el embarazo.

Los investigadores del Instituto de Investigación Médica Walter y Eliza Hall en Melbourne (Australia) muestran que las hormonas, estrógeno y progesterona, aumentan el número de células madre mamarias, incluso aunque estas carezcan de los receptores para estas hormonas.

Se desconocen los mecanismos celulares que median en el proceso, pero el incremento de las hormonas, estrógeno y progesterona, de los ovarios aumenta la probabilidad de padecer cáncer de mama. Aunque gracias a este estudio científico se sabe que las hormonas esteroideas regulan el crecimiento de células madre mamarias en ratones.

Según los investigadores, dirigidos por Jane Visvader, cuando se extirpan los ovarios o se trata con inhibidores de la síntesis del estrógeno, la capacidad de repoblación de las células madre mamarias se deteriora. No es el caso en el embarazo, ya que aumenta el número de estas células. Esto podría conducir a la expansión clonal de una célula mutada, según los resultados publicados en la revista Nature.

Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Síguenos en nuestras redes

Todas las novedades sobre la reproducción asistida en nuestros canales.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más información