Cómo prepararse para la inseminación casera

Cuando una mujer desea ser madre y no tiene pareja o su pareja es otra mujer, una de las opciones que tiene es recurrir a la inseminación casera con el semen de un donante. Para poder hacer esto, es necesario solicitar la muestra a un banco de semen con licencia para enviar muestras a particulares.

Esta es una opción que también eligen parejas heterosexuales que no consiguen un embarazo por mala calidad seminal.

Para realizar este tipo de inseminación es necesario hacer una serie de preparativos previos, tanto a nivel psicológico como a nivel práctico.

Preparación psicológica

Tomar la decisión de utilizar semen de donante para ser madre no es sencillo, especialmente para las parejas heterosexuales que llevan tiempo intentando ser padres y no lo consiguen.

Es necesario asumir que la carga genética va a ser de otra persona. Esto puede causar frustración y dolor en la pareja, por lo que hay que tomarse el tiempo necesario para aceptarlo. La decisión debe ser firme, segura y ambos miembros de la pareja deben estar de acuerdo en hacerlo.

Elegir al donante de semen

Cryos International es el banco de semen más grande del mundo y dispone de más de 400 donantes disponibles en su web. Sus clientes pueden entrar de forma gratuita para elegir y adquirir cómodamente al donante de semen idóneo según las características preferidas.

A diferencia de lo que ocurre en una clínica de reproducción asistida, la mujer o la pareja pueden decidir libremente las características del donante. No hay ninguna restricción sobre qué tipo de donante se puede escoger para inseminarse en casa. Incluso es posible que el hijo pueda conocer al donante de semen, aunque esto dependerá y de la modalidad de donante elegida.

En Cryos International existen dos modalidades de donantes, los anónimos y los no anónimos, aunque en ningún caso se ofrece revelar la identidad del donante a la hora de elegir. La diferencia entre los dos es que en caso de un donante no-anónimo, el hijo nacido puede conocer el nombre e identidad del donante al cumplir 18 años. No se revela nunca el nombre e identidad de un donante anónimo.

Además de decidir si se desea que el hijo nacido pueda conocer o no la identidad del donante, es posible elegirlo según información básica o ampliada de éste.

En caso de querer conocer solamente la información básica, se elige un donante con perfil básico cuya información disponible se limita a características como la raza, la etnia, el color de ojos, el color de pelo, la altura, el peso, el grupo sanguíneo y estudios/profesión.

Si se quiere conocer más datos sobre el donante, se elige un donante con perfil ampliado que – además de la información de los donantes con perfil básico – muestra información personal adicional como antecedentes, entorno familiar, intereses, aficiones, una grabación sonora de su voz, fotografías de su niñez, una impresión del personal del banco de semen, un escrito a mano y el resultado de un test de inteligencia emocional.

La elección del donante es una decisión muy compleja y personal que puede depender de si se desea revelar su origen al niño y de cuánta información se le quiere saber y poder contar sobre su padre biológico.

Una vez elegido el donante y hecho el pedido, ya solo queda esperar a que llegue la muestra para poder continuar con el proceso. Hay que tener en cuenta el momento de la ovulación y el tiempo que puede estar preservada la muestra para programar cuándo hacer el pedido.

Predecir la ovulación

Para que la inseminación pueda ser exitosa es necesario conocer el día de la ovulación. Para predecir con mayor seguridad este momento existe un test de ovulación, que indica los días fértiles en los que es más probable conseguir un embarazo. El test se puede comprar en cualquier farmacia.

Este test mide la hormona LH, que aumenta significativamente a medida que se acerca la ovulación. 36 horas antes de que se produzca la expulsión del óvulo tiene lugar un pico de LH.

En un ciclo regular de 28 días, este pico de LH ocurre a mitad del ciclo, 14 días después del comienzo de la última menstruación. Sin embargo, el ciclo no es igual en todas las mujeres, por lo que el test de ovulación es de gran utilidad para asegurar el momento exacto de la ovulación.

Una vez que el test sea positivo ya se puede realizar la inseminación 24-36 horas después.

Otra opción para estimar el momento de la ovulación es pedir cita para una ecografía con tu ginecólogo.

Preparación de la muestra

Es imprescindible seguir las instrucciones que vienen junto con la muestra de semen que explican el proceso paso a paso. Es especialmente importante tener precaución a la hora de abrir el recipiente de transporte y las muestras criopreservadas.

Para poder realizar la inseminación, lo primero que hay que hacer es descongelar las pajuelas. En los 20 minutos posteriores, la mujer debe vaciar las pajuelas en una jeringuilla con la que introducirá el semen en la parte más profunda de su vagina.

2 comentarios

  1. avatar
    Salvadora

    Hola quuero saber de una clinica para la reversion tubarica de trompr y precios es muy urgente

  2. usuario
    Saray36

    Es muy complicado preparar la muestra?? No se si me veo capaz de hacerlo yo sola… Me da un poco de miedo eso de tener que manipular algo que tenga nitrógeno líquido, no es peligroso?

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar