Cómo tratar la depresión posparto

La depresión posparto es el estado emocional que sufren algunas madres tras dar a luz a su hijo. Este estado se manifiesta con tristeza, melancolía, pérdida de apetito, dificultad para conciliar el sueño, temor a no ser una buena madre, cambios en el cuerpo, disponer de menos tiempo para una misma, cambios de humor e irritabilidad, dolores de cabeza, estómago, músculos y espalda, cansancio, fatiga, etc.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Cuando la mujer se sienta de esta manera debe buscar ayuda cuanto antes, pues este estado de ánimo puede empeorar y prolongarse durante al menos un año. Tiene una forma sencilla de tratarse y las mujeres responden bastante bien a los diferentes tipos de terapias.

  • Los tratamientos más utilizados son los antidepresivos. En caso de estar dando el pecho, la mujer antes de comenzar con cualquier tratamiento, deberá consultar con el médico para que dé su visto bueno ya que muchos antidepresivos pueden pasar a la leche materna.
  • El asesoramiento psicológico solo o acompañado de medicación suele ser muy eficaz.
  • Otras terapias no médicas como son el yoga o la acupresión pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas de la depresión.

Afrontar una depresión posparto

  • Pedir ayuda.
  • Compartir los sentimientos con los más allegados.
  • Cuidar el físico, no abandonarse y averiguar cuándo se puede empezar a realizar ejercicio.
  • No encerrarse en casa, salir a la calle.
  • Tomarse las cosas con calma.
  • Buscar momentos de intimidad con la pareja.
  • No distanciarse de las amistades que se tenían antes del embarazo.

¿Qué hacer si tu mujer sufre depresión posparto?

Es cierto que la mujer es la más afectada psicológica y físicamente pero no hay que olvidar a la otra parte de la pareja, también es difícil para ellos. Ellos también están atendiendo a las necesidades del bebé y deben descansar todo lo que puedan. Pero en estos casos, habrá que intentar ayudar a la pareja en todo lo que se pueda sin juzgarla. Puede ser difícil comprender y entender por qué está pasando por ese momento, cuando se cree que se debería estar feliz en familia. Sin embargo, el apoyo de la pareja es imprescindible para la recuperación.

Es conveniente que la pareja hable con el ginecólogo, comadrona, psicólogo o médico de cabecera de la mujer para poder ponerse en su situación e intentar entenderla lo mejor posible con el objetivo de encontrar el tratamiento adecuado para que la recuperación sea cuanto antes.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar