Un cordón umbilical más largo de lo habitual puede favorecer que se produzcan nudos así como que se salga por delante del feto, es decir, que prolapse.

Puedes leer el artículo completo en:    68

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar