Criopreservación de óvulos

La criopreservación de ovocitos puede servir para tratar la infertilidad secundaria

En la actualidad las técnicas de reproducción asistida han avanzado enormemente. Uno de los últimos acontecimientos ha sido la posibilidad de congelar ovocitos. Esta técnica ha permitido que aquellas mujeres que han sufrido un cáncer a edades tempranas puedan tener la posibilidad de tener hijos genéticamente propios. De esta forma, estas mujeres pueden congelar sus ovocitos antes de someterse a los tratamientos de quimioterapia y radioterapia, los cuales pueden dejarlas estériles.

Al igual que las pacientes oncológicas, la crioconservación de ovocitos ha abierto las puertas a aquellas mujeres que deseen preservar su fertilidad. En estos casos, los ovocitos son congelados cuando la mujer está en edad fértil, pudiéndolos utilizar en un futro. Esto permite que las mujeres que no se plantean su maternidad inmediata, puedan disponer de sus óvulos “jóvenes” para un futuro. Esta es una alternativa a la ovodonación y da la posibilidad a todas estas mujeres de tener un hijo genéticamente propio.

En este artículo se describe un caso en el que una mujer que había congelado sus ovocitos con anterioridad, los utiliza para tratar una infertilidad secundaria, quedó embarazada y tras el parto nació una bebé sana.

Puedes leer el artículo completo en:    65

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar