Conocer el sexo de tu bebé

Un sencillo análisis de sangre de la futura madre es suficiente para conocer el sexo del feto en las primeras semanas del embarazo, sin tener que recurrir a la temida amniocentesis.

Según una revisión realizada y publicada en el “Journal of the American Medical Asocciation”, la sangre de la madre tiene la suficiente información para saber si el feto es niña o niño y ofrecer un diagnóstico fiable. Esto ayudaría a conocer de antemano las posibles anomalías genéticas ligadas a los cromosomas sexuales X e Y como la hemofilia, la fibrosis quística o la enfermedad de Huntington.

Actualmente la técnica más común para conocer el sexo del bebé es la ecografía abdominal entre la semana 16 y 20 de gestación, seguida de la amniocentesis también en el segundo trimestre de gestación.

Esta técnica evitaría exponer a la madre a una prueba invasiva como la amniocentesis, donde se obtiene líquido amniótico de la placenta y que conlleva un mínimo riesgo de aborto (menos del 1%). También se confirmaría el sexo de aquellos casos que después de realizar una ecografía se tienen dudas (7,5%).

Esta técnica que se puede realizar ya en la séptima semana de embarazo es la que más pronto nos daría un diagnóstico fiable. Consiste en analizar los fragmentos de DNA no celular en el plasma y examinar si el feto es portador del cromosoma Y o no, en el caso de presentar secuencias del cromosoma Y sería un niño. La eficacia de esta técnica es de un 95%.

El Hospital Virgen de las Nieves de Granada, es el primer hospital en España que implantó este análisis ya en el año 2008 y es una técnica que cubre la Seguridad Social si se tienen antecedentes de enfermedades genéticas.

Las ventajas de saber el sexo del bebé

Muchos padres son los que ansiosos esperan conocer el sexo de su bebé tan pronto como sea posible, la prueba de rutina para confirmar el sexo es la ecografía abdominal a partir de la semana 16 de embarazo y si el ginecólogo aconseja realizar una amniocentesis también nos facilitará saber si el bebé es niño o niña.

Actualmente se ha comprobado que un sencillo análisis de sangre es suficiente para conocer el sexo del feto en la semana séptima del embarazo. Esta sangre contiene suficiente información para saber si el feto es portador del cromosoma Y o no, en el caso de no encontrar secuencias de este cromosoma el diagnóstico sería de una niña con una fiabilidad del 95%.

Fuente: El Mundo

2 comentarios

  1. usuario
    Sandra

    ¿Sabéis donde se puede realizar ese análisis en Valladolid? Muchas gracias.

  2. usuario
    nena

    hola quisiera saber si la perdida de secrecion durante el embarazo es normal.yo tengo 19 semanas y estoy botando una secrecion no es mucha y q significa eso por favor gracias….

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar