El tabaco contiene numerosas sustancias tóxicas que pueden afectar no solo al desarrollo embrionario sino también a los gametos.
Es imprtante evitar no solo la práctica de fumar sino también los ambientes de tabaquismo si se desea la gestación o si ya se está embarazada.

Puedes leer el artículo completo en:    59

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar