Consumir alcohol durante el embarazo puede ocasionar transtornos en el futuro niño

Estos transtornos se refieren a alteraciones en el comportamiento, en la capacidad de concentración, de aprendizaje y de adaptación a la escuela; todos ellos relacionados con el síndrome de alcoholismo fetal (SAF).

El modo más efectivo de prevención es evitar el consumo de alcohol durante todo el embarazo, es decir, el consumo de bebidas alcohólicas ha de ser nulo durante la gestación.

Incluso cuando el embarazo es planificado, se debería dejar de beber alcohol antes de concebir, porque en el momento de la concepción el alcohol puede ya tener un efecto tóxico o teratógeno en el embrión.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar