Copa menstrual: ventajas e inconvenientes

La copa menstrual o vaginal es una alternativa al tampón y la compresa que utilizan muchas mujeres para la recogida del flujo vaginal durante la menstruación.

Se trata de un sistema de silicona médica flexible, material de los chupetes, que se introduce en la vagina. Tiene forma de copa y por ello se le da el nombre de copa menstrual.

En función de la cantidad de sangrado menstrual y del tamaño vaginal, cada mujer empleará uno u otro tamaño de la copa menstrual.

Desde FIV-Recoletos queremos informar de las principales ventajas e inconvenientes de este método para que puedas determinar si es adecuado para ti.

¿Cómo se usa la copa menstrual?

El primero de los pasos antes de usar la copa menstrual es lavarse bien las manos para evitar infecciones. Es fundamental estar relajada para evitar la contracción de los músculos del suelo pélvico.

A continuación se coge la copa, se pliega y se introduce dentro de la vagina, con la punta hacia abajo e intentando enfocarla hacia el cuello uterino. Debes colocarte en la posición que te sea más cómoda y sujetarla hasta que notes que está en la posición adecuada.

Si está correctamente colocada, se abrirá en el interior vaginal. Es importante asegurarte de que está abierta. Para ello, debes tocar la base y notarla redondeada u ovalada.

Aunque el tiempo de uso continuado depende de la cantidad de flujo menstrual de cada mujer, generalmente no se recomienda que la copa esté más de 12 horas en el interior de la vagina. Dependiendo del día del ciclo, será necesario llevarla durante mayor o menor tiempo.

Para sacarla se debe apretar ligeramente la base rompiendo el vacío y tirar del asa hasta la extracción completa. Una vez fuera, se vacía el contenido en el inodoro, se lava con agua templada y se vuelve a colocar. En caso de no poder lavarla con agua, puede limpiarse el contenido con papel higiénico o toallitas húmedas, intentando no dejar residuos.

Al acabar el periodo menstrual de cada mes, la copa menstrual debe esterilizarse. Para ello, simplemente deberás hervirla en agua.

Ventajas

Las principales ventajas y razones por las que muchas mujeres han sustituido los tampones y compresas por la copa menstrual son básicamente las siguientes:

  • Es más económica que otros productos desechables. Cuesta alrededor de 25 euros y su duración puede llegar a los 10 años si se siguen las indicaciones para un mantenimiento adecuado.
  • Su uso implica menos alteraciones de la flora y el pH vaginal.
  • La silicona médica no produce alergias.
  • Es ecológica. Su impacto medioambiental es menor que el de los productos desechables.
  • Es reutilizable por lo que no es necesario llevar repuestos en el bolso.

Inconvenientes

Por lo que respecta a las desventajas o principales problemas que pueden derivarse del uso de la copa menstrual, destacamos:

  • Requiere aprendizaje. Aunque su colocación es fácil y se controla en poco tiempo, es necesario encontrar el ángulo y la posición adecuada para cada mujer.
  • Algunas mujeres encuentran dificultades al introducirla, sintiendo pequeñas molestias o dolores, especialmente en mujeres adolescentes que no han tenido relaciones sexuales.
  • Puede llegar a resultar algo incómodo el hecho de tener que vaciarla y lavarla, en especial en lugar públicos ya que es necesario introducir los dedos en la vagina y puede manchar.
  • Se tiene que esterilizar al acabar la regla y hasta que vaya a ser utilizada en el siguiente ciclo. Esto requiere más tiempo de mantenimiento.

Es importante consultar con el especialista en caso de querer utilizar la copa vaginal como método de recogida del sangrado menstrual. El ginecólogo te ayudará a escoger el tamaño adecuado en función de tus necesidades y te indicará si es el método correcto para tu situación.

3 comentarios

  1. usuario
    Saphir

    Llevo usándola 8 años, y desde que la probé, me deshice de compresas y tampones.. Antihigiénico es llevar un pañal pringado de sangre ahí abajo todo el día o el cordón del tampón que se moja cuando orinas, por no hablar del daño que te puede hacer el tampón al sacarlo cuando ya no tienes mucho flujo, pues es de algodón que no deja de absorver, y recuerdo dolor al sacarlo, más de una vez… incluso hay mujeres que la usan sin la regla porque tienen mucho flujo vaginal, y al ser de silicona, no hay ningún inconveniente.

    Además, igual que no sale ni gota de flujo, no hay tampoco ningún olor, que es algo que a mí me desagrada bastante de esos días.
    Otra ventaja es la de las noches: ni gota, ni gota ;) …Con las compresas, yo recuerdo siempre manchar algo las sábanas, y con la copa, da igual cuánto te muevas, no va a salir nada!
    La copa es económica y ecológica, y yo la recomiendo siempre que surge el tema, pues hay muchas mujeres que desconocen que exista algo así.

    En un par de veces que pruebes a ponerla y quitarla, ya no verás complicación alguna, y en el momento en que “se coloca” (sueles notar al poco de ponerla como un golpe de sensación de vacío, es raro, no sé cómo explicarlo) ya no notas que llevas NADA, hasta el punto de haberme olvidado de ella alguna vez.

    Vaciarla en el wc, aclararla y ponértela otra vez, puede darte más o menos asco, eso ya depende de cada una, pero es algo “tuyo”.. vuelvo a decir lo de antes: a mí me da bastante más asco llevar una compresa ahí pegada con la sangre que va saliendo, lo que pasa es que como llevas toda la vida haciéndolo, te parece de lo más normal.

    No te preocupes que no hay ningún problema de hongos (algo me hubiera pasado ya en estos 8 años) y antes la cocía en un cazo cuando terminaba la menstruación, ahora tengo un tuper especial para ella, para hervirla en el microondas, luego vacías el agua y se seca enseguida. . Y hasta la siguiente vez.

    Mira, yo la probé porque una chica que trabajaba conmigo llevaba 3 años usándola porque tenía problemas de alergias y había buscado alternativas a las compresas o a usar trapos de algodón como nuestras abuelas. Me daba confianza la experiencia de una persona conocida que me lo contaba directamente, aún y así, busqué mucha información por internet, y cada vez me convencía más. De aquella no había todas las marcas que hay ahora y la única opción era pedirla por internet al Reino Unido, la marca original Moon Cup, y costaba 25 ó 30£ no recuerdo bien, el caso es que pensé que era un dinero que podía asumir aunque al final no me convenciera… y aquí estoy, intentando convencerte a tí jajaja

    Anímate que no pierdes nada, y puedes ganar mucho en higiene, en colaborar con el medio ambiente y con tu bolsillo ¿¿¿Has calculado lo que te gastas en 5 años en compresas y tampones??? Y una copa puede durarte más aún, y ahora las hay muy baratas, puedes comprarlas por internet, incluso en farmacias las he visto!

    Suerte!!!

  2. usuario
    Naty981LI

    ¿Esto no es un poco asqueroso? Lo veo algo antihigiénico… el hecho de limpiarlo ahí sin más en un grifo y volverlo a colocar, ¿no favorecerá los hongos? ¿Alguien que lo use puede indicarme?

    • usuario
      Saphir

      Uy, perdona, que en vez de responderte, puse un comentario nuevo.. :p

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar