Estoy embarazada ¿Cuánto debo engordar?

La mitad de las embarazadas no engordan los kilos recomendados. Algunas se pasan y otras no llegan. Este artículo explica cómo calcular cuánto peso ganar durante la gestación, incluso cuando se esperan dos bebés, y por qué es importante.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

Estoy embarazada ¿Cuánto debo engordar?

Un peso apropiado para cada embarazada

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un incremento de peso idóneo durante la gestación basado en el índice de masa corporal previo al embarazo. Calculado al dividir el peso en kilogramos entre el cuadrado de la altura en metros.

  • IMC menor de 18,5: con un peso por debajo del normal. Se recomienda un incremento de peso total de entre 12,5 y 18 kilos. Durante los seis últimos meses, la gestante debe engordar alrededor de medio kilo a la semana.
  • IMC entre 18,5 y 25: con un peso normal. Pueden engordar entre 11,5 y 16 kilos (hasta 25 si son dos bebés). En los dos últimos trimestres, el aumento adecuado es de unos 400 gramos a la semana.
  • IMC entre 25 y 30: con sobrepeso. El rango de incremento de peso permitido es de entre 7 y 11,5 kilos (hasta 23 si son dos). La ganancia semanal aconsejada después del primer trimestre es de 280 gramos.
  • IMC mayor de 30: con obesidad. Si se comienza el embarazo en estado de obesidad, el margen para engordar es tan solo de entre 5 y 9 kilos (hasta 19 si son dos), con una media de 220 gramos semanales en los dos últimos trimestres.

Así pues, una embarazada muy delgada deberá engordar más kilos que otra que presenta sobrepeso.

¿Por qué es importante el peso?

En un estudio de la OMS en el que se analizan los efectos del incremento de peso en el embarazo en más de 111.000 mujeres de 20 países diferentes: “Tanto la ganancia de peso excesiva como la demasiado reducida redundan en el estado de salud de las madres y de los hijos“.

Los principales riesgos relacionados con el incremento de peso insuficiente o excesivo son: parto prematuro en madres con peso por debajo del normal, retención de peso tras el parto, hipertensión, diabetes gestacional y cesárea por incremento excesivo.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar