Cuidado dental en el embarazo

Por (embrióloga).
Actualizado el 17/02/2014

El embarazo supone grandes cambios fisiológicos y conductuales que pueden repercutir en la cavidad bucal, elevando el riesgo de caries y de enfermedades de las encías. Es muy aconsejable que en el momento en que una mujer decida buscar el embarazo, se realice una revisión odontológica que determine el estado de salud bucodental y se analice si se requieren tratamientos de prevención.

Las infecciones dentales no han de tomarse a la ligera, una infección dental no tratada a tiempo puede llegar a complicarse y convertirse en una infección sistémica. Por ello es necesario que la salud bucodental se tome en serio y que en el embarazo, donde los dientes son más sensibles a infecciones, se lleve un control más estricto de la salud odontológica.

Aumento de enfermedades bucodentales en el embarazo

Existe una creencia popular que defiende que “cada embarazo te costará un diente”. Esto no es así, pues el calcio que necesita el feto lo toma de la dieta o de los huesos de la madre, pero no de los dientes. No obstante, sí es importante que se vigile la dieta y se mantenga una correcta higiene oral para reducir la probabilidad de caries. El aumento de caries puede deberse a:

  • Descuido de la higiene oral, se produce un exceso de acúmulo de la placa bacteriana, las bacterias procesan el azúcar de tu dieta y producen ácidos que atacan al esmalte.
  • Cambio en los hábitos alimenticios, se recomienda evitar ingerir excesivos dulces.
  • Los vómitos o el reflujo del estómago que pueden darse en el embarazo, inciden en la erosión de los dientes por el ácido de las secreciones estomacales, haciéndolo más sensible a las caries.

Enfermedad de las encías en el embarazo

La gingivitis es una inflamación y enrojecimiento de las encías que puede provocar dolor generalizado en la boca y una mayor tendencia al sangrado. La gingivitis grávida es una dolencia que se da en el embarazo y que puede maximizarse en el octavo mes de embarazo.

Los cambios hormonales que se dan durante la gestación provocan una modificación del comportamiento de los vasos sanguíneos y es por ello por lo que se puede dar una mayor incidencia de problemas gingivales o enfermedad periodontal, que se ven agravadas si ya existían previamente al embarazo.

Del mismo modo, en el segundo trimestre es posible que se produzca una lesión llamada granuloma: es un abultamiento en la encía donde que sangra fácilmente. Suelen reducirse o eliminarse tras el parto.
Podemos tratar de reducir la incidencia de factores promotores de la gingivitis mediante una buena limpieza diaria y la eliminación del sarro por el estomatólogo.

Cuidado de los dientes en el embarazo

Visita al dentista durante el embarazo

Una mujer embarazada puede someterse a un tratamiento dental si se precisa, pero es aconsejable que se intenten cumplir varias pautas:

Durante el primer trimestre se realizarán únicamente tratamientos de urgencia, pues es la fase de la gestación en la que se forman las estructuras principales del feto como el Sistema Nervioso Central con el cerebro, el corazón y el sistema vascular… de esta forma evitaremos en la medida de lo posible que los medicamentos puedan afectar al desarrollo de estas estructuras vitales en formación.

El segundo trimestre es el mejor momento para realizar un tratamiento dental, el odontólogo empleará una anestesia compatible con el embarazo, como mepivacaína o lidocaína, que es una anestesia sin vasoconstricción.

El último trimestre no hay inconveniente para el feto, el problema es que debido al volumen de la tripa puede ser molesto el permanecer en el sillón de la consulta. Se recomienda adoptar una postura semi sentada para evitar la presión sobre la vena cava que pueda conducir a una hipotensión.

En el caso de requerir una radiografía es imprescindible que se proteja el abdomen con un delantal de plomo para evitar que la radiación afecte al feto, aunque sea mínima.

El empleo de óxido nitroso se desaconseja en el primer y último tramo del embarazo, porque puede estimularse la musculatura uterina y propiciar los abortos espontáneos o aumentar el riesgo de parto prematuro, respectivamente. Ante casos previos de partos prematuros se evitará el tratamiento dental en los últimos meses de la gestación.
Complicaciones dentales en el embarazo

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Laura Garrido
Laura Garrido
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Pablo de Olavide (UPO), con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia (UV) y el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Experiencia en laboratorios de FIV, andrología y análisis general. Embrióloga especialista en reproducción asistida. Más sobre Laura Garrido

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.