El Dr. José Sánchez Férez embriólogo del Instituto Murciano de Fertilidad, IMFER, nos explica la técnica IMSI que supone una mejora de la selección de los espermatozoides previa a la microinyección intracitoplasmática del óvulo.

La IMSI consiste en la Microinyección de Espermatozoides Intracitoplasmáticos Morfológicamente seleccionados. Consiste en la selección de espermatozoides a gran aumento, a alta magnificación. Es una mejora de la ICSI en la que la mayor diferencia es la magnitud a la que podemos ver las características de la superficie de los espermatozoides, la ultraestructura de los espermatozoides, que pasaban desapercibidos en la ICSI clásica.

La más importante es el grado de magnificación a la que se realiza la selección espermática, mientras que en la ICSI vemos los espermatozoides a 400 aumentos, la magnitud con la que los vemos con el objetivo de la IMSI es de unas 15 o 20 veces mayor, los espermatozoides se logran observan a 6000 aumentos y permite detectar alteraciones morfológicas que se obvian con la ICSI.

Existe una relación entre la morfología espermática y la calidad del ADN del espermatozoide, de manera que un daño en el ADN se puede reflejar como en una alteración de la estructura de su cabeza, cuello o cola. Con los aumentos que se consiguen con la técnica IMSI podemos descartar espermatozoides que a 400 aumentos parecen tener una morfología espléndida.

Así una mejor selección del espermatozoide no sólo mejora las tasas de fecundación sino también un mejor pronóstico de calidad de los embriones y aumenta las tasas de éxito de las técnicas de reproducción asistida asícomo la reducción de abortos espontáneos.

Cómo se hace una IMSI paso a paso

En primer lugar se prepara la placa de IMSI, depositando los espermatozoides en una gota de medio. Se coloca la placa en el microinyector, que es un sistema de pipetas cuya succión se controla con aceite y su desplazamiento con una precisión micrométrica, y que es el mismo que se usa para la ICSI.

Con el objetivo de magnitud especial, 6000 aumentos, se observan y se seleccionan aquellos espermatozoides con una morfología óptima, se separan del resto y posteriormente se tomarían los óvulos del incubador, donde están calentitos y con una atmósfera controlada, se colocarían en la placa y se microinyectan con los espermatozoides de excelente morfología previamente detectados, como en una ICSI normal.

Pacientes indicados para IMSI

La IMSI está claramente indicada para aquellos pacientes que presenten un factor masculino muy severo, con un seminograma muy alterado, pero también mejoran su pronóstico los casos de fallos repetidos de FIV, ya sea por fallos de fecundación, de implantación o por aborto de repetición.

Ventajas del empleo de la técnica IMSI

La principal ventaja es que se hace a tiempo real, y la técnica permite seleccionar y usar los espermatozoides de mejor morfología al momento. Existen otras técnicas para estudiar la correcta morfología e integridad del ADN pero requieren fijar y teñir la muestra, lo que implica la muerte de los espermatozoides, con lo que tienen valor diagnóstico pero los espermatozoides estudiados no se pueden usar posteriormente para fecundar.

Mejora de los resultados de éxito con la técnica IMSI

Una mejor selección espermática aumenta las posibilidades de éxito de un tratamiento de reproducción asistida. IMFER es pionero en el empleo de la técnica. En el instituto de Fertilidad murciano se complementa esta técnica con una preselección de espermatozoides llamada MACS, haciendo pasar el semen por unas columnas de anexina, seleccionando espermatozoides que reflejan tener un ADN íntegro, libres de marcadores apoptóticos, que se relacionan con fallos en la estructura del ADN.

Combinando ambas técnicas se eleva la calidad media de los espermatozoides al emplear dos criterios, pre descartando los espermatozoides que tiene señal de daño genético mediante el empleo de la técnica MACS y posteriormente con la IMSI mejorando la selección morfológica antes de llevar a cabo la microinyección, la ICSI.

La IMSI incrementa el tiempo de la fecundación in vitro

La IMSI requiere un equipo muy costoso y aumenta el tiempo necesario para la fecundación in vitro en el laboratorio, lo que conllevaría una elevación de los costes del tratamiento. En IMFER se ha decidido no incrementar el coste del tratamiento para facilitar a los pacientes el acceso a esta tecnología y que puedan beneficiarse del aumento de las tasas de éxito que conlleva la selección de los espermatozoides de mejor morfología gracias a la observación a tan alta magnificación.

2 comentarios

  1. usuario
    jhon

    necesito una ayuda pero pornt

    • usuario
      jhon

      es q mi novia uso citotec para abortar en un mes cumplido pero no funciono y ya ti ene 3 mese de en varazo :/ q al gen nos ayude :/ :/

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar