El origen de la vitrificación de óvulos. Tu tesoro genético.

La criopreservación de células humanas es una tecnología ampliamente utilizada en medicina. Los espermatozoides humanos se congelan desde hace más de 50 años y su uso en Técnicas de Reproducción Asistida (T.R.A.) está ampliamente extendido para preservar la fertilidad masculina y en los programas de donación de semen nos permite que el proceso sea fácil, fiable y seguro.

Así mismo la criopreservación de preembriones humanos, ha sido una parte integral de las técnicas realizadas en los laboratorios de fecundación in vitro (F.I.V.). Los preembriones sobrantes en cualquier estado celular se congelaban para posteriores transferencias, dando a las parejas la posibilidad de un nuevo intento, sin necesidad de hacer el tratamiento completo.

Pero el producir preembriones humanos de manera supernumeraria, también plantea inconvenientes médicos, éticos y legales, que son:
­

  • Embarazo múltiple: si se transfiere e implanta más de un preembrión.
  • Los problemas éticos y legales que plantea la congelación de preembriones humanos sobrantes.

Congelación de óvulos
Sin embargo a pesar que las técnicas de congelación-descongelación de los pre-embriones humanos, son una parte rutinaria del laboratorio de FIV, la criopreservación de óvulos u ovocitos humanos ha sido un hecho esporádico y con muy pobres resultados hasta hace muy poco tiempo.

Todas las células son susceptibles de dañarse en los procesos de congelación pero los ovocitos, además presentan unas cualidades morfológicas y biofísicas que los hacen mucho más susceptibles. En los años ochenta los intentos de congelar-descongelar ovocitos fueron un fracaso debido a las alteraciones que se producían en el huso meiótico y en la zona pelúcida (Z.P.)

Los ovocitos congelados-descongelados deben sobrevivir a la criopreservación y además no perder ninguna de las características que permiten su posterior fecundación, que ésta sea normal, que se desarrollen embriones de buena calidad y que éstos tengan un alto poder implantatorio.

A finales de los años noventa se producen dos cambios técnicos fundamentales para que éste proceso comenzara a tener buenos resultados: cambios en la composición de los medios crioprotectores utilizados hasta ese momento para congelar, que evitan las alteraciones del huso meiótico y de los cromosomas, y la introducción por Gook en 1995 de la utilización de la técnica de la microinjección intracitoplásmatica de un espermatozoide (I.C.S.I.) como técnica de fecundación habitual en ovocitos descongelados ya que así se soslayan las alteraciones observadas en la Z.P.
Congelación óvulos
Sin embargo el avance de la técnica de congelación de ovocitos continuó siendo lento por otras razones. Los trabajos con ovocitos humanos eran escasos; los ovocitos humanos son difíciles de conseguir y muy preciados por los programas de donación, como para destinarlos a investigación y además se tiene el inconveniente de que la experimentación animal tampoco sirve de modelo, ya que los ovocitos de las distintas especies presentan características diversas, sobre todo en el tamaño y volumen celular y esto condiciona el éxito de los protocolos ensayados al cambiar de especie.

Los cambios en ciertas legislaciones europeas, sobre todo la Italiana, que prohibió la congelación de preembriones y fecundar más de tres ovocitos, forzó que avanzara esta técnica. Fabbri y Porcu a finales de los años noventa, introducen cambios en los protocolos de congelación que permiten aumentar el éxito del proceso.

A partir del año 2007 con los protocolos de vitrificación ultrarrápida, se demuestra que los resultados en clínica de los preembriones obtenidos de ovocitos congelados son similares en todo, a los obtenidos con ovocitos frescos y pone en evidencia la superación de los problemas que presentaba la congelación de ovocitos.
logo maternidad belen

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar