Tanto mujeres como hombres somos miedosos a la hora de inyectarnos alguna sustancia medicamentosa dentro de nuestro cuerpo. Por eso, es preferible que lo haga otra persona por nosotros, pero si eso no es posible por temas de logística principalmente, no hay nada mejor que acortar el número de inyecciones en la medida de lo posible sin restarle efecto a la medicación que hemos de llevar. Eso es lo que se ha intentado conseguir con la nueva corifolitropina alfa, también conocida como ELONVA y que va ahorrarnos muchos dolores de cabeza a la mujeres que tengamos que ponernos en manos de un especialista en reproducción asistida, sólo si el especialista lo ve adecuado, evidentemente.

Puedes leer el artículo completo en:    58

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar