Embarazo en Navidad

La Navidad, a pesar de ser una época del año entrañable y propicia para disfrutar en familia, conlleva el riesgo de elevar el nivel de estrés. Encontrar los regalos apropiados, preparar las reuniones familiares y los continuos desplazamientos son algunos de los factores que pueden disparar la ansiedad en la mujer embarazada. Y ello supone un peligro para la mujer y su futuro bebé.

Vivir situaciones de estrés durante el embarazo puede repercutir sobre el buen estado de la madre y del feto. Aún así, evitar el estrés y la ansiedad durante el proceso de gestación es posible.

Consejos para un buen embarazo en Navidad

En estas fechas, las prisas de última hora están entre los factores que más pueden afectar al estado de ansiedad de las gestantes. Para escapar del estrés, planificar las fiestas con antelación, ayuda. Estas son algunas de las pautas y consejos que favorecen que se logre:

  • Hacer una lista con los regalos: escribir los regalos que se pretende comprar y adquirirlos poco a poco.
  • Menús navideños planificados: si hay que organizar comidas familiares o de amigos, es aconsejable planear con tiempo los menús de Navidad y no elegir recetas muy complicadas que requieran estar hasta el último momento en la cocina. Es mejor seleccionar platos que puedan prepararse con antelación.
  • Vestirse de fiesta durante el embarazo. Para evitar los nervios de último momento, es recomendable probarse y seleccionar con antelación las prendas que pueden ser más adecuadas.
  • Reservar momentos para el descanso. Es preciso que entre un evento navideño y otro, la mujer embarazada se reserve momentos para ella (masaje, lectura, escuchar música), que le permitan relajarse, descansar y calmar la inquietud que reina en estos días.
  • Evitar de los excesos durante la gestación. Las embarazadas deben estar más alerta que otras personas ante los excesos navideños. En las comidas, además de evitar la ingesta de los platos muy copiosos, hay que moderar también los fritos o los dulces.

En todo caso, antes de embarcarse en grandes preparativos, es mejor pedir ayuda. La pareja, los familiares e, incluso, los amigos pueden ser grandes aliados para organizar las fiestas. Hay que aprovechar cualquier ocasión para solicitar su colaboración.

Un comentario

  1. usuario
    Olga

    Yo estoy embarazada de 4 meses y la verdad es que me he psado comiendo tanto, pero en las fiestas ya se sabe…

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar