Embarazo y Cáncer

Desarrollar un cáncer durante un embarazo o evidenciar la presencia del cáncer ya existente durante la gestación en curso, pueden ser dos temáticas para desarrollar de forma extensa dado las variables que ello conlleva: ética, medicina y psicología.

Un experto al frente de la unidad de ginecología y obstetricia del Hospital Carlos Haya de Málaga, además de experto en el campo de la bioética y responsable de la unidad de reproducción humana del Hospital Materno Infantil, el Dr. Alberto Reche Rosado, fue entrevistado a principios de mes para darnos su opinión sobre las posibles consecuencias> de estar embarazada y sufrir un cáncer a la vez.

Su opinión es bastante rotunda, concretando en que un embarazo puede ser interrumpido o no, de forma terapéutica (es decir, no por causas naturales), a causa de un cáncer dependiendo de multitud de factores que comenta a lo largo de toda la entrevista.

Según Reche, es necesario individualizar el caso de cada paciente por separado, para poder dar un diagnóstico lo más certero posible y lo más práctico, moral y beneficioso, tanto para la madre como para el feto, siempre teniendo en cuenta que la madre embarazada es la paciente y que, por lo tanto, va a haber que contar con su opinión y en última instancia será la que tome la decisión, siempre guiada por el consejo médico.

Ese consejo médico estará basado en la práctica clínica, siguiendo todas las variables posibles: estado de gestación (tiempo de embarazo), tipología de cáncer, estadio del cáncer, posibles soluciones del cáncer, terapias necesarias para aplicar, estado de salud y psíquico de la madre, posibles efectos teratogénicos del feto, etc.
Estas son algunas de las muchas variables que se han de tener en cuenta para que un médico pueda aconsejar a una paciente embarazada con cualquier tipo de cáncer.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar