Los deportes acuáticos como la natación aportan múltiples beneficios para las mujeres embarazadas, pues permiten trabajar todo el cuerpo sin que exista presión sobre las articulaciones. Además, las mujeres que ya tienen la barriga bastante grande por la gestación avanzada se sentirán muy ligeras y cómodas al flotar dentro del agua.

Puedes leer el artículo completo en:    184
Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies